Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Junio de 2019

Otras localidades

Selecciona

  • Aínsa-Sobrarbe
  • Alagón
  • Albacete
  • Alcalá de Henares
  • Alcalá de los Gazules
  • Alcañiz
  • Alcázar de San Juan
  • Alcobendas
  • Alcoy
  • Algeciras
  • Alhama de Granada
  • Alicante
  • Almadén
  • Almendralejo
  • Almería
  • Altsasu
  • Andújar
  • Aracena
  • Aranda de Duero
  • Aranjuez
  • Archidona
  • Arnedo
  • Arrecife
  • Ávila
  • Avilés
  • Ayamonte
  • Badajoz
  • Baena
  • Barbastro
  • Barcelona
  • Baza
  • Béjar
  • Benavente
  • Benicarló
  • Benissa
  • Bilbao
  • Burgos
  • Cabra
  • Cáceres
  • Cádiz
  • Calahorra
  • Calatayud
  • Cambrils
  • Cartagena
  • Caspe
  • Castellón de la Plana
  • Castro-Urdiales
  • Cervera
  • Ceuta
  • Chantada
  • Ciudad Real
  • Córdoba
  • Coria
  • Coruña, A
  • Cuéllar
  • Cuenca
  • Dénia
  • Donostia
  • Eibar
  • Eivissa
  • Ejea de los Caballeros
  • Ejido, El
  • Elche
  • Elda
  • Estella-Lizarra
  • Estepa
  • Ferrol
  • Figueres
  • Frontera, La
  • Gandia
  • Gijón
  • Girona
  • Granada
  • Graus
  • Guadalajara
  • Guadix
  • Haro
  • Huelva
  • Huesca
  • Irun
  • Jaca
  • Jaén
  • Jerez de la Frontera
  • Jerez de los Caballeros
  • Jódar
  • Laudio
  • Laviana
  • León
  • Linares
  • Llanes
  • Llanos de Aridane, Los
  • Lleida
  • Logroño
  • Loja
  • Lorca
  • Lugo
  • Madrid
  • Málaga
  • Manresa
  • Maó-Mahón
  • Marbella
  • Medina del Campo
  • Melilla
  • Mérida
  • Miranda de Ebro
  • Mojácar
  • Monforte de Lemos
  • Monzón
  • Móra d'Ebre
  • Morella
  • Móstoles
  • Motilla del Palancar
  • Motril
  • Mula
  • Murcia
  • Navalmoral de la Mata
  • Navia de Suarna
  • Olot
  • Ontinyent
  • Orihuela
  • Ourense
  • Oviedo
  • Palamós
  • Palencia
  • Palma del Río
  • Palma de Mallorca
  • Palmas de Gran Canaria, Las
  • Pamplona
  • Parla
  • Pedroñeras, Las
  • Peñafiel
  • Peñarroya-Pueblonuevo
  • Plasencia
  • Ponferrada
  • Pontevedra
  • Puertollano
  • Puigcerdà
  • Reinosa
  • Reus
  • Ribadavia
  • Ronda
  • Roquetas de Mar
  • Sabiñánigo
  • Salamanca
  • San Bartolomé de Tirajana
  • Sanlúcar de Barrameda
  • San Sebastián de la Gomera
  • Santa Cruz de Tenerife
  • Santander
  • Santiago de Compostela
  • Santoña
  • Sariñena
  • Segovia
  • Sepúlveda
  • Sevilla
  • Solsona
  • Soria
  • Sort
  • Tafalla
  • Talavera de la Reina
  • Tarancón
  • Tarragona
  • Teruel
  • Toledo
  • Tordesillas
  • Torrelavega
  • Tortosa
  • Tudela
  • Tui
  • Úbeda
  • Ubrique
  • Utrillas
  • Valdepeñas
  • Valencia
  • Valladolid
  • Vendrell, El
  • Vic
  • Vielha e Mijaran
  • Vigo
  • Vilafranca del Penedès
  • Vilagarcía de Arousa
  • Vilalba
  • Villamartín
  • Villanueva de Córdoba
  • Villanueva de la Serena
  • Villena
  • Vitoria-Gasteiz
  • Viveiro
  • Xàtiva
  • Xinzo de Limia
  • Yecla
  • Zafra
  • Zamora
  • Zaragoza

Owino, un pueblo envenenado por el plomo manchado de corrupción

En esta pequeña aldea keniata hay decenas de muertes a causa del plomo por la actividad de una fábrica de reciclaje de baterías. El documental Owino, proyectado en el Festival de cine Africano de Tarifa y Tánger, narra la lucha de la población en la que todavía son visibles las secuelas de la intoxicación: muchos niños tienen la piel cubierta de llagas y escamas

Decenas de familias se han envenenado con el plomo que respiraban en los gases que emanaba durante años de la multinacional Metal Refinery en Owino, una pequeña aldea de la región keniata de Mombasa. El documental Owino muestra la lucha de este poblado africano contra la empresa que envenenó sus vidas con vertidos ilegales de plomo.

Las secuelas de esa intoxicación son todavía visibles en la población. Hay niños de apenas cinco años con la piel cubierta de llagas y escamas, con los pulmones muy afectados. Javier Marín y Desirée García han retratado este daño en el documental “Owino”, que acoge el Festival de Cine Africano de Tarifa y Tánger.

El caso de Owino recuerda a lo que ocurrió en 2010 en Nigeria, el caso más grave documentado en el continente hasta la fecha, en el que 400 niños murieron por una intoxicación por plomo en una mina de oro. “En Owino hay decenas de muertes documentadas y centenares de niños y personas afectadas, prácticamente toda la comunidad, que son 3.000 residentes. Es uno de los casos más y hay muchísimos más en toda África subsahariana”, cuenta Desirée, pero “las autoridades dan la espalda a esta situación”, y uno de los principales problemas que encuentran para abordar estos temas es la falta de datos oficiales.

El documental recoge testimonios de algunos afectados como Janett o Jaquelin: “Mi hija vomitaba a veces una cosa negra y empecé a relacionar esa cosa negra con el humo negro”. “Cuando mi hijo tenía dos meses le salió un sarpullido. Empezó en la cabeza, bajó a los genitales y luego a todo el cuerpo. El plomo está matando a mi hijo”, denuncian dos madres. Esta es “la imagen viva más terrible de lo que está pasando allí”, recuerda Javier.

Owino

Cuando se instaló la fábrica en el año 97 la población fue engañada. Les dijeron que iban a fabricar dulces, cuando lo que en realidad hacían era fundir baterías. Desirée explica que la factoría comenzó a reciclar baterías entorno a 2007 e incluso había gente de la comunidad que trabajaba allí. “Se les engañó porque en ningún momento se les dijo lo perjudicial que sería para ellos ni que no se estaban cumpliendo ninguna de las normas medioambientales, que existen. Y lo que hacían muchas veces es con nocturnidad echar esos vertidos al aire, al suelo y a través del agua”. Luego, la chimenea acabó emanando humo negro durante todo el día.

“Pese a las denuncias, las quejas y las muertes, las autoridades autorizaron la instalación de una fábrica que no cumplía ningún requisito medioambiental”, asegura Javier. El director cuenta que solo lograron hablar con un representante público sobre el caso, que “llegó a admitir que se habían equivocado”, y solo “despejaron el problema a los propietarios de la fábrica que están en búsqueda y captura”. Javier lamenta que la corrupción en el país hace que “con un poco de dinero y con el contacto adecuado puedas hacer lo que quieras”. Esto, además, coincidió con un cambio de gobierno regional que reconoció el problema e hizo exámenes de los niveles de plomo, pero dicen que “no tienen los medicamentos necesarios en Kenia para tratar a esta gente”, explica Desirée.

Hezron Awiti, el dueño del terreno en el que se instaló esta fábrica de origen indio, es uno de los empresarios con más poder de la costa, al que muchos temen y que está ligado a muchas tragedias, cuentan los autores de Owino. Según denuncia Javier, la corrupción en el país es “endémica y afecta a todos los niveles de la vida”, lo que incrementa las desigualdades.

Owino

Las secuelas del plomo no solo son físicas, sino que el científico keniano Simba Tirima ha documentado la relación entre la intoxicación y la conducta social. “Hay zonas donde se ha demostrado que ha habido un envenenamiento por plomo y eso contribuye a alterar la conducta de la gente afectada, de modo que los niños que han crecido con el plomo, de mayores se espera que tengan conductas más violentas”, explica Desirée.

La explotación laboral era también habitual en la fábrica, que cerró en 2014. El documental recoge el testimonio de uno de los ex trabajadores: “Nos pagan 200 chelines al día, dos dolares, de la mañana a la noche, te dan 200... Cuando el jefe venía, nos reuníamos con él, pero no hablaba sobre los trabajadores. Decía: ‘Chicos, hoy dejad de trabajar, que quiero hablar con vosotros. Aprecio vuestro trabajo, porque he ganado 80 millones de chelines en un mes. Buenos chicos. Seguid trabajando así’. Y nosotros tosíamos... Le decíamos: ‘jefe, estamos tosiendo’. ‘No me hables de tos; estoy hablando de 80 millones’. ‘Pero uno se está muriendo’. Y respondía: ‘No he venido aquí a discutir si alguien está muriendo, he venido a decir: 80 millones’. El jefe ganaba en un mes 80 millones... Y a mí, que le estaba haciendo ganar ese dinero, me daba 200 chelines".

La mano de obra en Kenia gana habitualmente entre uno y dos dólares al día, cuenta Javier, y trabajando en condiciones de peligro sin ser conscientes del daño al que se exponían por manipular tóxicos. Esa desinformación hacía que llevaran a casa la misma ropa con la que habían estado manipulando los tóxicos y por eso muchas mujeres morían también intoxicadas por el plomo.

EL CINE ROMPE CLICHÉS EN ÁFRICA

A lo largo de los 16 años que lleva en marcha el Festival de Cine Africano de Tarifa y Tánger se han producido varios cambios en los debates, según nos cuenta su directora Mane Cisneros. “Una de las temáticas más importantes de manera transversal en casi toda la programación es la de la inmigración, la violencia de género o la ablación, la irrupción de la mujer en la vida fuera del hogar… son cambios enormes que están sucediendo en estos últimos 16 años en el continente africano, que es un continente tan dinámico, tan joven, que nos sigue asombrando, y que refleja de alguna manera el cine”, explica la directora.

El Festival de Cine Africano de Tarifa y Tánger nos abre sus puertas. Hablamos con su directora, Mane Cisneros, que nos cuenta cómo el cine es capaz de desmontar tópicos y unir puentes entre dos continentes

Desde hace más de 100 años se hace cine en África, donde hay países grandes productores de cine como Nigeria o Sudáfrica. Para la selección de películas, ahora ya casi siempre a través del envío de enlaces digitales, Mane recuerda cómo en alguna ocasión ha llegado a recibir DVD envueltos en papel higiénico con una cuerda. En esta edición hay un gran protagonismo de las mujeres africanas luchadoras. Hay siete películas dirigidas por mujeres, la mitad de la selección, algo que se debe también a la juventud de los creadores, asegura Mane. Un cine que ha ayudado a romper muchos clichés sobre el continente.

Nicolás Castellanos y Mane Cisneros / Cadena SER

Nuestro compañero Nico Castellanos participa en el festival con el guión del documental “El Naufragio: treinta años de memoria sumergida”. Nico destaca el escenario especial que supone Tarifa para la proyección, “el lugar donde empezó todo, la primera foto del primer muerto en la playa”, tras la cual se realizará un coloquio.

Esta semana regresamos a Mozambique. Human Right Watch ha alertado que tras el devastador paso del ciclón IDAI, la desesperación de algunas mujeres, les ha llevado a prostituirse para tener acceso a comida y a la ayuda humanitaria

Os hablamos de un proyecto de radio en la carcel dirigido a presas, mujeres que gracias a esa radio en prisión superan mejor los días entre rejas. Lo más llamativo es que ese proyecto ha conseguido mejorar su autoestima y descubrir que muchas de las mujeres que hoy están encerradas eran víctimas de la violencia machista, y no eran conscientes de ello

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?