Domingo, 07 de Junio de 2020

Otras localidades

Las vacaciones, una necesidad para el trabajador pero también para la empresa

Los expertos coinciden en que la necesidad de descanso es cada vez mayor entre los empleados pero apuntan que los elevados niveles de estrés hacen que la productividad se reduzca hasta un 60%.

Trabajadores en una oficina.

Trabajadores en una oficina. / EFE

Suben las temperaturas, las terrazas se llenan de gente y se acerca el momento que todos los trabajadores desean, las tan ansiadas vacaciones. Su falta, explican, repercute en sus niveles de concentración, estrés y cansancio… y una vez comenzado el verano, se hacen ya imprescindibles porque, según apuntan algunos “es algo que estamos esperando desde que comienza el año”.

Sin embargo, no es una reclamación que se deje sentir solo a título individual: los profesionales reconocen la importancia de un período estival que, cada año, es más acuciante. Elisa Sánchez, consultora de Salud Laboral, apunta que “como no nos cuidamos cada día, no dejamos un ratito para descansar, las pausas del trabajo en vez de usarlas para desconectar, las usamos para hablar del trabajo. Estamos siempre conectados y como no somos capaces de que nuestro cerebro pare y descanse, llegamos mucho más agotados a junio de lo que a lo mejor en otras épocas hace años, que reservábamos un tiempo cada día para cuidarnos y para estar con nuestros amigos y nuestra familia”.

Coincide en esta opinión, José Luis Méndez, trabajador social en la Confederación de Salud Mental, quien apunta que los motivos que crean esta necesidad son físicos pero, sobre todo, psicológicos. “El entorno laboral es uno de los factores en los que un problema de salud mental se puede llegar a desarrollar. Tanto es así que en España se considera que entre un 11% y un 27% de esos problemas de salud se puede deber a las condiciones de trabajo, y es un coste directo bastante elevado. Nosotros venimos reivindicando desde hace tiempo la puesta en marcha de medidas preventivas ante ese tipo de riesgos psicosociales. Además, señala que “los principales problemas de salud mental que se pueden desarrollar en el trabajo, principalmente son el estrés y la ansiedad. El estrés porque incluso 4 de cada 10 trabajadores consideran que este estrés no se gestiona adecuadamente en su puesto de trabajo, porque incluso llegan a estimar datos que entre un 50-60% de las jornadas de trabajo perdidas se deben al estrés y la ansiedad, sobre todo el primero”

Y todos estos factores repercuten, según advierten los expertos, especialista de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo, en la productividad de los empleados. “La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo realiza varios estudios y algunos de ellos concluyen que el estrés es la segunda causa de bajas laborales y genera unos costes de 20 millones al año”, apunta Sánchez. Sin embargo, el dato quizá más llamativo es el que apunta a continuación: “por cada euro que se invierte en el bienestar de los trabajadores, en mejorar los riesgos psicosociales, entre los que está el estrés, el retorno de la inversión es de 4,5 euros por cada euro invertido. Es una de las mejores inversiones que pueden hacer una empresa”, asegura.

Y por todos estos motivos, coinciden, el que los empleados puedan disfrutar de un período adecuado de ocio –y que lo aprovechen para desconectar - es vital para la buena salud del trabajador, pero también tiene consecuencias positivas para la empresa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?