Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

La madre de Inés: "Ella dice que es culpa suya porque no consigue ser normal"

La madre de la niña con necesidades especiales que fue expulsada de un campamento de inglés niega en 'Hora 25' la veracidad del comunicado de Diverbo: "Es totalmente mentira"

Inés, en una fotografía de archivo. /

Carolina Gómez es la madre de Inés, la niña con necesidades especiales que fue expulsada de un campamento de inglés. Tras el comunicado de la empresa Diverbo, responsable del campamento, en el que niegan haber "discriminado o expulsado" a la menor y aseguran que fue la familia la que no aceptó su solución "y ha preferido llevársela", Carolina ha pasado por el programa 'Hora 25' para explicar la situación vivida por su hija durante su breve estancia en el citado campamento.

Discriminación en un campamento

Un campamento expulsa el primer día a una niña con necesidades especiales (Por Elisa Muñoz)

Inés va siempre a un campamento. Este año decidisteis llevarle a uno en inglés. ¿Os pusieron alguna pega en el momento de realizar la inscripción?

Para nada, de hecho fuimos personalmente a sus oficinas a explicar cómo era Inés: sus características, sus necesidades...queríamos asegurarnos que ellos que tenían las mejores condiciones para Inés y que se iba a adaptar sin problemas. Nos dijeron que perfectamente, que le abrían las puertas, que era un campamento para niños de 7 a 12 años con actividades lúdicas, que era todo con juegos, nada de escuela gramatical y que estaban encantados de tenerla en el campamento.

¿Cómo es Inés?

Es una niña muy cariñosa y extrovertida. El problema que tiene es que la información que le entra por el oído la procesa más lento que el resto, entonces si le hablas de varias cosas o muy rápido se pierde y hay que volver a explicárselo. Es una niña totalmente normal.

¿De qué se quejaban las otras madres?

Tal y como me traslada el responsable del campamento, me dijeron que eran dos niñas que eran amigos, que venían juntas desde Madrid y que querían estar solas en una habitación. Además, la monitora, en contra de lo que yo le había pedido, me la presentaron el viernes y yo le dije que por favor no dijese nada para evitar que la etiquetasen, ella nada más entrar dijo que Inés tenía una discapacidad y tenían que ayudarla a cuidarla. Por este motivo, las madres decían que sus hijas convivían todo el año con niños de integración y que cuando llegaba el verano, palabras textuales, tenía todo el derecho del mundo de disfrutar de un campamento a no estar con una niña de estar características.

La solución es que durmiese con una monitora.

Dije que si las madres e estaban quejando, había otras 22 niñas, le dije que movieran a Inés con otras niñas, pero no con una monitora, que qué iba a pensar mi hija. La coordinadora me llamó por la noche diciéndome que quería sacar a Inés y que ella se negaba, que no se quería ir con una monitora.

Ellos dicen que sois vosotros quienes os la lleváis ante la posibilidad de que duerma con una monitora.

El comunicado es totalmente mentira. Inés llega a la una y pico del mediodía y a las once y pico de la noche me llama la coordinadora para decirme que las madres han llamado para quejarse y que ella está entre la espada y la pared. Me dice que Inés no se quiere ir a dormir con una monitora y que ella no cree que deba estar en el campamento porque no van a poder atender a como merece. Me dijo que no tiene nivel de inglés y le digo que como es posible que lo sepa si acaba de llegar, que no ha tenido tiempo. Ella me dijo que va a ver cómo transcurre la noche y decirme al día siguiente. Por la mañana me comentan que la coordinadora ha hablado con ella, que Inés está muy contenta pero que tienen que tomar una decisión. A los cinco minutos me llamaron y me dijeron que la coordinadora y la responsable habían tomado la decisión de que Inés tenía que abandonar el campamento. Por supuesto me dijeron que no hacía falta que volara a recogerla, que me daban de margen hasta el sábado o el domingo, pero que tenía que ir a buscarla.

El comunicado dice que en el mismo campamento hay niños de cuidados especiales y que han recibido la felicitación de las familias. ¿Tú sabes si hay más casos como el de Inés?

Desconozco si había otros niños. La coordinadora me dijo que no estaba ni preparada ni capacitada para tratar a ese tipo de niños.

¿Pensáis denunciar?

Lo estamos pensando. Ha sido todo muy rápido, esto fue el viernes por la noche. El sábado el responsable me dijo que las madres se estaban quejando y que tenían todo el derecho. Él la solución que me daba, que es lo que quiero aclarar, era que Inés tenía que dormir con los monitores y no con el resto de las niñas. Yo le dije que eso era discriminación que cómo pensaba que se iba a sentir mi hija siendo la única que dormía con una profesora. Que si esa era la solución que me daba, que yo no la quería.

¿Qué dice Inés?

Inés he me ha dicho que es culpa suya porque no consigue ser normal.

¿Volverá a llevarla a otro campamento?

Este verano no irá a otro campamento, la he llevado con otra familia para que esté arropada. Ella ha estado dos años estando en campamentos de multiaventuras donde la reciben con los brazos abiertos y es donde irá el año que bien.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?