Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

"El estado español debe pedir perdón y asumir su responsabilidad"

El periodista Carlos Hernández, autor de 'Deportado 4.443', denuncia que la democracia española haya tardado más de 40 años en reparar la memoria de los españoles que lucharon contra Hitler

Supervivientes del campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria), en 1945. /

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este viernes —con 80 años de retraso—una lista de más de 4.000 nombres que recoge la identidad de los españoles que fallecieron en los campos de concentración nazis de Mauthausen y Gusen. Un reconocimiento oficial al que los escasos supervivientes de ese horror le otorgan más valor que a cualquier homenaje.

"Eduardo Scott, un gaditano que pasó cuatro años y medio en Mauthausen y logró sobrevivir, me decía que, quedando ya tan pocos, el mejor homenaje es que se conozca la verdad de lo que realmente ocurrió. Cuál fue nuestra historia y cuáles fueron nuestros nombres. Por eso hoy me he emocionado al ver toda esa lista", ha explicado el periodista Carlos Hernández en La Ventana.

Hernández ha investigado muchos de los nombres de esa lista y, de hecho, recreó en Twitter la experiencia de su propio tío abuelo, Antonio Hernández. Una historia que luego convirtió en una novela gráfica: Deportado 4.443.

En su opinión, "lo más sangrante" es que Franco les declarase "apátridas" y que la democracia española haya tardado más de 40 años en reparar esa circunstancia, tratándose de hombres y mujeres que lucharon contra Hitler. Algunos supervivientes, de hecho, han muerto con nacionalidad francesa.

Hernández ha aplaudido el gesto de este viernes, pero recuerda que se trata solo de "un primer paso" porque la lista publicada en el BOE es un recuento parcial. "Falta incluir muchos nombres que están documentados, y alrededor de otros medio millar más de españoles fallecidos en otros campos", ha dicho.

El periodista ha denunciado además que España sea "el único país del mundo civilizado" con monumentos dedicados a genocidas y criminales de guerra, como Queipo de Llano o el propio dictador Franco. "El estado español debe pedir perdón y asumir su responsabilidad", ha dicho. "También las empresas que hoy cotizan en el Ibex 35 y que en su momento usaron a presos del franquismo para enriquecerse, como detalla Isaías Lafuente en su libro Esclavos por la patria".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?