Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

CATALUÑA CATALUÑA Declaración institucional de Quim Torra por los disturbios

"La inversión que requiere luchar contra el cambio climático es menor que el gasto de no hacer nada"

El día en el que Alemania anuncia un plan de 54.000 millones de euros para luchar contra el calentamiento global, 'Hora 25 de los Negocios' analiza el impacto económico de la lucha contra la emergencia climática mundial

El impacto de la emergencia climática a día de hoy es incuestionable. Pero ¿cuál es es el impacto económico de luchar para atenuar sus efectos? En 'Hora 25 de los Negocios', el profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid, Mario Sánchez Herreros Clemente, responde que "las necesidades de dinero para hacer una transición a la velocidad que se necesita serían mareantes", pero matiza que "todo ese dinero que se requiere es menor que el impacto negativo que va a tener en la economía el cambio climático".

Hoy, además, Alemania ha anunciado un plan de 54.000 millones de euros de inversiones para combatir la emergencia climática y la OCDE ha alertado de la necesidad de incrementar la fiscalidad a la industria más contaminante.

Los 4 problemas que frenan la lucha

1. La falta de alineación

Es el problema que los economistas dicen de quién paga y a quién beneficia luchar contra el cambio climático. Lo pagan los países industrializados, pero beneficia fundamentalmente a los países en desarrollo. Por lo tanto, el coste es de países desarrollados y el beneficio de países que todavía están por desarrollar. 

Esto es un incentivo para que EEUU no pague, Europa no pague o China no pague. Los beneficios son fundamentalmente en países en vías en desarrollo de Latinoamérica o África

2. La falta de acción. 

La falta de acción o lo que los economistas llaman el problema de los free riders, el que se monta gratis en la atracción. Hay un incentivo en no hacer paga que hagan los demás. Este viernes, Alemania ha hecho, aunque algunos como Josu Jon Imaz, dicen que muy poco. "Pongo dos países: EEUU y Alemania. Uno de ellos ha bajado un 13% sus emisiones de CO2 y el otro un 4%. ¿Cuál es el que ha bajado el 13%? Estados Unidos. Es un buen ejemplo de que en este tema hablamos mucho pero hacemos poco", ha dicho el consejero delegado de Repsol en relación al plan verde anunciado por Alemania. Esta es la explicación, arrastrar los pies para que hagan los demás porque al final los beneficiados somos todos. 

3. El factor generacional.

Es capital. Todos los líderes actuales, todos, han nacido antes de 1980. Están legislando para problemas de a partir de 2050. Para 2050, es probable que ninguno de ellos esté. Hay generaciones que están viendo como estos problemas los deciden gente a cuya generación no van a afectar. 

4. El dinero

El fundamental. Es evidentemente el gran problema. Además de la falta de alineación, de acción y de generación, hay sobre todo una falta de fondos. La economía mundial ha gastado 2,6 billones de dólares en tecnologías de baja emisión desde el año 2010, pero se ha conseguido relativamente poco en todo esto. 

La emisión de energías renovables como la solar o la eléctrica es solo el 7% de lo global, es decir, el 93% sigue siendo contaminante. Los coches eléctricos son el 0,5% del parque, es decir, el 99,5% sigue siendo todavía contaminante. Se ha gastado muchísimo dinero en esto, pero el gran problema económico desde el punto de vista de los economistas, es que hay que gastar mucho más. Quienes defienden el medio ambiente insisten: esto no es un gasto, es una inversión. 

Texto elaborado con información de Javier Ruiz en 'Hora 25 de los negocios' y en el 'Hora 20' de la Cadena SER. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?