Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

El día que la guapura entró en política

En 1960 tuvo lugar el primer debate televisivo en la historia de los Estados Unidos, que enfrentó a un Kennedy bronceado contra un Nixon mal afeitado

Es bastante injusto que en la política se valore a los posibles candidatos a manejar nuestros impuestos en función de su aspecto físico. Pero vamos, también es injusto que suceda en cualquier ámbito de la vida.

Hoy recordamos a alguien que pagó muy cara la llegada de la televisión a la política. Porque, hace unos cuantos años, el tema de tu guapura o falta de ella podía ser importante, pero seguía siendo secundario comparado con tus palabras, tus actos o tus propuestas.

Eso se empezó a acabar el 26 de septiembre de 1960, cuando tuvo lugar el primer debate televisivo en la historia de los Estados Unidos. Este evento no fue una buena noticia para uno de los candidatos, el republicano Richard Nixon. No solo era menos agraciado físicamente que su contrincante demócrata, un tal John Kennedy, sino que, además, descubrió que la tele no le tenía mucho cariño.

Kennedy se había tomado su tiempo para broncearse antes del debate, y, pese a que la retransmisión era en blanco y negro, este hecho y su traje hecho perfectamente a medida transmitieron una sensación de seguridad y serenidad que compensaban la teórica ventaja que Nixon tenía como vicepresidente. Nixon parecía que estuviese mal afeitado y vestido, y parecía estar pasándolo realmente mal delante de las cámaras.

No se sabe hasta qué punto el debate influyó en la decisión de los electores, pero lo cierto es que Kennedy ganó las elecciones y Nixon tuvo unos motivos adicionales para creer que el mundo le tenía manía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?