Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

La inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual

Nuestra compañera Julia López visita el Taller Ocupacional de la Fundación Trébol (en Las Rozas de Madrid), donde trabajan para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad intelectual, y para la mejora en su calidad de vida y de sus familias.

En el Taller Ocupacional de la Fundación Trébol se trabaja para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad intelectual. Las maestras Carolina Durán y Belén Álvarez, la preparadora laboral Eva Bartolomé y el psicólogo Roberto Gacho explican cómo realizan este trabajo en el centro y reclaman más oportunidades para los discapacitados.

“Aquí más que estudiar, les enseñamos cosas que les vayan a servir para ser más autónomos y responsables en su día a día, cosas que les vayan a aportar, hoy por hoy, algo positivo”, explica Carolina Durán, maestra y trabajadora social de la Fundación Trébol

El se divide en dos partes: por un lado, en el área de inserción laboral, están los chicos y chicas con más capacidades, y a los que se les prepara para que puedan realizar prácticas y trabajos en empresas externas.

Y por otro lado, están los usuarios con menos capacidades y con más grado de discapacidad intelectual, con los que se trabajan habilidades académicas para que no pierdan la escritura y la lectura, hacen gimnasia para la mejora del bienestar físico (una de las joyas de la Fundación es el equipo de baloncesto), y hacen obras de teatro, con las que llenan salas por toda la Comunidad de Madrid. “Gracias a las funciones de teatro tenemos visibilidad y es una buena forma de integración e inclusión en la sociedad”, cuenta Carolina Durán.

También, tienen un taller de radio en el que algunos usuarios redactan y locutan las noticias sobre las actividades del centro.

Al centro acuden solo treinta discapacitados, lo que permite un trato personalizado a cada uno de ellos y con sus familias.

Hablamos con dos usuarios que han trabajado en empresas: Patricia, que hizo prácticas en una guardería e Iván, que trabajó de camarero en una universidad.

“Ha sido una experiencia muy buena y he estado muy integrada. Las compañeras me han tratado como una más”, asegura Patricia sobre su integración a nivel social y laboral tras sus prácticas. “Me gustaría trabajar de cocinero. Así, si aprendo a cocinar muchos platos me vale para el futuro, por si mis padres faltan, que yo sepa cocinar”, dice Iván.

Además, el psicólogo el centro, Roberto Gacho, concluye que se les deben dar más oportunidades. "Hay que valorarles, entenderles y que sean parte de una sociedad en la que deben estar incluidos, porque son parte de esta sociedad".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?