Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Veneno es nombre de mujer

Repasamos la historia de los venenos más letales que se han utilizado en el cine

Mientras el hombre emplea violencia directa, la mujer envenena. Nadie lo dudaría pero solo es el reflejo de un siglo de literatura y cine popular. Con una base empírica más bien endeble, a partir de ejemplos sesgados y noticias de segunda mano, uno de los primeros criminólogos psicólogos europeos, Cesare Lombroso, acomodó la idea en el discurso científico de la nueva criminología de finales del siglo XIX.

En su libro La mujer delincuente, Lombroso utilizó casos famosos para establecer los rasgos de las envenenadoras: manipuladoras inteligentes y creadoras hábiles de coartadas convincentes. Inspirado por estas ideas, un autor de esos años afirmó con contundencia que "solamente en los crímenes realizados por mujeres" se podía "encontrar este genio por la perversidad, esa prodigiosa facilidad para el engaño". El sesgo de género resulta hoy transparente, pero fueron criminólogos y médicos reputados de principios del siglo XX los que realizaron estas afirmaciones bajo el amparo de la ciencia de su tiempo.


Cicuta en los alrededores del cementerio de Valdemorillo, en Madrid / Isabel Bolaños

Carlos López-Tapia viaja a la ciudad de Blois, en el estudio de Catalina de Medici, la mujer más poderosa del siglo XVI, apodada "madame serpiente", y llevada al cine en varias ocasiones, siempre como envenenadora formidable por gracia de Dumas y sus acólitos. La catedrática de química orgánica en la Universidad sevillana, Adela Muñoz Páez, autora de una historia del veneno, nos ayuda a separar realidad de ficción.... o a aproximarla; mientras la periodista Carmen Enríquez, biógrafa de dos mujeres poderosas del siglo XX, ofrece un punto de vista actual sobre la dificultad de contar la vida de personajes tan populares.

En la práctica, Isabel Bolaños en compañía del profesor de Paisajismo y experto en plantas tóxicas Ramón Gómez, de la Universidad Rey Juan Carlos, busca el veneno más clásico de la historia: la cicuta que bebió Sócrates para cumplir con lo mandado por el gobierno de Atenas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?