Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

¿Qué tienen en común y en qué se diferencian las protestas que se extienden por el mundo?

Hong Kong, Chile, Bolivia, Colombia son algunas de las zonas por las que se extienden las protestas

Hong Kong, Colombia, Bolivia, Irán y Chile son solo algunos de las zonas del planeta en conflicto. Desigualdad, corrupción, falta de libertades. ¿Son revoluciones o  meras revueltas? ¿Son protestas de la sociedad civil contra las élites o hay también protestas dirigidas desde el poder? ¿Y todas quieren que el mundo cambie en la misma dirección?

"En las revueltas destaca el hartazgo, una población que entiende que no hay espacio para ellos y la tentación de dar una patada en la mesa para una población que no espera nada de sus gobernantes ", valora Jesús Núñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH), profesor de relaciones internacionales en la Universidad Pontificia Comillas y especialista en el mundo arabe-musulmán.

"Estamos viviendo un nuevo Mayo del 68, asistiendo al nacimiento de una nueva etapa que no sabemos donde nos va a llevar", explica Rogelio Núñez, doctor en Historia Contemporánea de América Latina e investigador senior asociado del Real Instituto Elcano.

Chile: la rabia social que estalla 

En Chile, los estudiantes llevan más de una década rebelándose contra el sistema educativo que implantó Augusto Pinochet y contra toda la herencia de la dictadura. Esta vez han conseguido el respaldo de gran parte de la sociedad chilena. "Vemos la rabia social porque no hay igualdad de trato y de acceso a los servicios", asegura Rogelio Núñez.

"Chile tiene una tradición institucional aunque ahora mismo la situación es muy complicado. La agenda del presidente ha cambiado", ha explicado Núñez. Chile tiene uno de los peores índices de desigualdad de ingresos del mundo.

Colombia: huelga obrera

La muerte del estudiante colombiano Dilan Cruz, de 18 años, herido el sábado por la Policía durante una manifestación pacífica en Bogotá, ha conmocionado a su país este lunes, en el quinto día de las protestas contra el presidente Iván Duque. Todo empieza con una huelga obrera, pero la sociedad tiene muchas otras reclamaciones.

"Llevamos un año y medio de parálisis política", explica Rogelio Núñez. Jesús Núñez cuenta que en Colombia hay más territorio que Estado y un sustrato de desigualdad que deja en la estacada a multitudes.

Hong Kong: la injerencia de Pekín

En Hong Kong también son los jóvenes los que comienzan las protestas. Primero fueron pacíficas y ahora se han tornado violentas. El movimiento inició en las universidades. Las elecciones del domingo han evidenciado un país dividido.

"Puede que la presidenta Carrie Lam sea el precio que China que tiene que pagar", explica Jesús Núñez. Rogelio cree que la crispación y la polarización es característico de esta época "de hartazgo".

Irán: la clase obrera sale a la calle

Al igual que en Chile, todo empieza con una aspiración modesta: que no suban los precios de la gasolina. Hay descontento entre la población ante la falta de libertades. Jesús Núñez sostiene que el modelo de precarización económica ya no es coyuntural sino estructural. "Las expectativas de salir adelante y saber que vas a vivir peor que tus padres te lleva a movilizarte", asegura.

El régimen bloquea el acceso a Internet para impedir que se extiendan las manifestaciones, y así también se impide que se difundan y extiendan informaciones sobre las protestas. La sociedad civil iraní lleva tiempo movilizada, y los jóvenes y las clases medias se identifican cada vez menos con el régimen.

Irak y Líbano

El hartazgo con la corrupción, la falta de servicios sociales, la mala situación económica, la falta de respeto por los Derechos Humanos son demandas que llegan también a Irak y Líbano.

"Cuando se rompe la paz social las desigualdades se hacen más visibles, afirma Jesús Núñez" que entiende el relevo generacional como una de las claves de las protestas.

Bolivia: ¿es un golpe de Estado?

"Fue un golpe de Estado a otro golpe de Estado", explica Rogelio Núñez que espera que las nuevas elecciones canalicen el descontento. Jesús Núñez asegura que esto va entre elegir lo malo o lo peor y que quien ha desaplazado a Evo Morales "ha roto las reglas del juego". Los analistas coinciden en que deben de tener en cuenta a la mayoría indígena.

El papel de la Unión Europea ante estos acontecimientos no está a la altura, según explica Jesús Núñez.  ay más lugares como Argelia, Sudán, Nicaragua, Venezuela donde hay conflictos latentes, que podrían pasar a ebullición en cualquier momento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?