Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

La firma

Eutanasia, esta vez sí

Es tristísimo que tenga que chocar con un muro de prejuicios y que se enfangue en el debate parlamentario como si se tratara de un tema más de la disputa partidista

La opinión de Iñaki Gabilondo. / CADENA SER

Como había prometido, la primera iniciativa del nuevo Gobierno en la primera sesión de la legislatura fue la eutanasia. Es el cuarto intento. El primero llegó a propuesta del Parlamento catalán, el segundo por iniciativa de Unidas Podemos y los dos últimos a propuesta del PSOE. En la tarde de ayer se aprobó su toma en consideración y esta vez sí puedes salir adelante. Va a contar con los votos necesarios y después de su paso por la comisión correspondiente podría estar operativo antes del verano incluida en el Sistema Nacional de Salud y financiada públicamente,

Ayer volvieron a oírse los argumentos en favor y en contra ya conocidos con una novedad lastimosa. El diputado del Partido Popular José Ignacio Echániz descerrajó una tesis inaudita. Dijo que con la eutanasia, los socialistas querían ahorrarse el coste de los ancianos porque son muy caros al final de la vida. Un enfoque inesperado un médico, el señor Echániz es médico, a no ser que su especialidad, economía sanitaria, le haya centrado tanto los aspectos financieros de la salud, que son muy importantes por supuesto, que le han hecho perder el tacto humano inherente a su profesión. 

Bien es cierto, que su partido, el PP, zigzaguea en este asunto. En octubre de 2018, la última vez que el tema llego al Parlamento Pablo Casado dijo que el problema no existía, que era un invento para dividir a la sociedad. Ayer, sin embargo, planteó una ley alternativa para, literalmente dijo, abordar los sufrimientos en la fase final de la vida.

No se entiende para qué se necesita una ley por alternativa que sea si el problema no existe. Me parece muy triste que un drama que miles de españoles padecen, del que muchos miles más son testigos próximos, no se puede afrontar de una manera racional el nombre de la unidad de los que sufren limitándose a regular con claridad y con garantías todo el procedimiento que, por cierto, no obliga a nadie.

Es tristísimo que tenga que chocar con un muro de prejuicios y que se enfangue en el debate parlamentario como si se tratara de un tema más de la disputa partidista. Se agradecería un respeto cuando están hablando de la vida y de la muerte, más exactamente de nuestra vida y de nuestra muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?