Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

¿Puede un español morir dignamente en otro país donde ya está aprobada la eutanasia?

Este martes se vuelve a tramitar en el Congreso la Ley de Eutanasia que se ha visto truncada dos veces por los adelantos electorales. Repasamos qué opciones tiene ahora un español que quiera tener una muerte digna y en qué casos estará permitida si la ley sale adelante

Un español puede morir dignamente y otros países de la Unión Europea pero antes se encontrará una serie de inconvenientes por el camino

Un español puede morir dignamente y otros países de la Unión Europea pero antes se encontrará una serie de inconvenientes por el camino / GETTY IMAGES

Dicen que a la tercera va la vencida y es probable que esta vez sea así. Este martes el Congreso decide si admite a trámite la proposición de ley del PSOE que persigue no solo despenalizar la eutanasia sino también reconocerla como un nuevo derecho individual. La Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) recuerda que acumula "un largo historial de decepciones" pero, según sus cálculos, hay al menos 200 diputados a favor -muy por encima del límite de la mayoría absoluta- así que creen que negociarla esta vez "debería ser relativamente fácil" y que dentro de un año entre en vigor.

Ciudadanos ha anunciado que esta vez votará a favor de la ley y, al mismo tiempo, ha registrado su propia ley de Muerte Digna en la Cámara Baja. El PP volverá a votar en contra y planteará una normativa sobre cuidados paliativos, como "alternativa" a la socialista. La sedación paliativa es una intervención para las últimas horas o los últimos días, que además tiene una indicación clínica muy clara: es para aliviar el sufrimiento de personas con un sufrimiento refractario (para el que no hay tratamientos disponibles). Aunque se trata de que la sedación la autorice el paciente, es potestad de los médicos decidir si es procedente o no.

¿Qué diferencia hay entre eutanasia y sedación paliativa?

La sedación paliativa y la eutanasia no tienen nada que ver. Mientras la eutanasia la pide la propia persona y la sedación la prescribe el médico. En la sedación lo que se intenta es reducir el nivel de conciencia para aliviar el sufrimiento y puede durar días. En la eutanasia se provoca la muerte de forma rápida e indolora.

Casos como el de una persona que quiere evitar los últimos meses de una ELA o el de otra que no quiere hundirse en el pozo de la demencia tras un diagnóstico de alzhéimer no cumplen los requisitos para que se les aplique sedación paliativa vigente.

La ley de Eutanasia en España vs. otros países

Las leyes de muerte asistida en Europa han sido más ambiciosas y recogido más supuestos en los que una persona puede pedir ayuda para morir que la ley que presenta este martes el Gobierno. En Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Suiza, los requisitos son tener una dolencia irreversible que provoque sufrimientos insoportables y que sea una petición libre, reiterada en el tiempo, de una persona lúcida. Además, todo lo tienen que verificar dos médicos de forma independiente.

En EEUU existe el suicidio asistido solo en algunos estados y en Canadá sí hay una ley de eutanasia pero en ambos casos solo aceptan a personas con un pronóstico de vida limitado, de 6 meses o menos.

En España sería inaceptable aceptar la eutanasia solo para enfermos terminales porque no recogería casos como el de Ramón Sampedro. La última ley que presentó el PSOE recogía dos supuestos: la enfermedad terminal y la discapacidad grave que provoque severas limitaciones a la autonomía. Este marco la asemeja a las leyes de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo aunque, pese a haberse redactado 17 años después de éstas, es menos ambiciosa. Además, la propuesta socialista introduce un requisito nuevo, sin precedentes en el mundo, que desde la Asociación Derecho a Morir Dignamente creen que abre la puerta al "boicot institucional" a la ley: incluye una comisión de control previo que debe autorizar las eutanasias tras el visto bueno de los dos médicos. "Como estas comisiones las nombrarían los gobiernos autonómicos, creemos que especialmente donde gobiernan las derechas pondrían muy difícil que se cumpliese la ley", explican desde la asociación.

LEY DE EUTANASIA

Los casos para acogerse a la muerte digna, las garantías y otras condiciones

En el resto del mundo, el control de las eutanasias siempre es a posteriori. Una comisión de control recibe un informe detallado de los médicos y evalúa si todo se ha hecho conforme a las normas. En caso de indicios de delito, lo remite a la Fiscalía.

La ley de Eutanasia que presentó Podemos en 2017 era más parecida a las propuestas de Países Bajos y Bélgica. Con menos restricciones de partida y sin comisiones de control previo.

¿Qué tipo de "muerte digna" se le da ahora a un enfermo en España?

Muerte digna es un concepto subjetivo e individual. Es una muerte que respeta los valores y deseos de la persona que fallece. Para algunas personas esto puede suponer ser mantenida con vida de forma artificial. Para la mayoría, es una muerte sin sufrimiento y sin tener que soportar un proceso de deterioro demasiado largo o degradante. "Casi nadie querría verse en un proceso de demencia avanzado, sin saber quién se es, quién se ha sido, dónde se está o quiénes son los demás. En Oregón, hace unos años, hicieron una encuesta sobre los motivos por los que la gente recurría al suicidio asistido. El principal motivo para morir no era el sufrimiento, sino haber perdido la capacidad de llevar a cabo actividades que te hacen feliz. El segundo motivo era la pérdida de autonomía personal. De momento, en España todo el mundo tiene derecho al alivio del sufrimiento, aunque a menudo faltan equipos de cuidados paliativos que se encarguen de garantizar este derecho", critican desde la asociación DMD.

Faltan paliativos porque las comunidades autónomas no destinan suficientes recursos a ellos, no porque falte legislación. De hecho, las dos únicas comunidades con una cobertura 100% de paliativos son Cataluña y La Rioja, y ninguna de las dos ha hecho una "ley de muerte digna". También los españoles tienen derecho a rechazar cualquier tratamiento, aunque de este dependa su vida, siempre que puedan hacerlo de viva voz o lo dejen dicho en un testamento vital.

¿En España ha llegado a ir alguien a la cárcel por ayudar a morir a otra persona?

Ha habido algún caso de personas detenidas, retenidas en comisaría o ingresadas en prisión provisional, pero nunca ha habido una condena firme de más de dos años de cárcel por ayudar a morir a otra persona aquejada de una dolencia irreversible y que ha pedido ser ayudada.

Uno de los últimos casos más mediáticos fue la muerte de María José Carrasco, enferma de esclerosis múltiple desde hace 30 años. Su marido fue detenido pocas horas después de su fallecimiento y llegó a plantearse que se investigase como violencia machista, algo que descartó la Fiscalía posteriormente.

¿Puede un español morir dignamente en otro país donde está aprobada la eutanasia?

Sí. Si se cumplen los requisitos, que son bastantes, se puede viajar a Suiza a morir sin que ocasione ningún problema legal. La televisión pública asturiana acompañó a siguió recientemente el caso de Fernando Cuesta, un enfermo de ELA que dio fin a su vida en Zúrich.

Suiza tiene la particularidad de que es suicidio asistido, es decir, los médicos proporcionan el producto y es la propia persona la que tiene que administrárselo. "Esto cambia sobre todo una cosa: tienes que estar lúcida para poder morir, no puedes dejar por escrito que no quieres seguir viviendo cuando la demencia te quita tus recuerdos y tu identidad, por ejemplo", concreta la asociación DMD, que también recuerda que, técnicamente también podría viajarse a Bélgica y a Países Bajos para morir, ya que no tienen ningún impedimento legal para atender a extranjeros, pero no tienen constancia de que nadie lo haya hecho. "Todas las semanas alguien pregunta sobre Suiza pero, por norma general, la gente que quiere morir en España no recurre al país helvético. Es caro (varios miles de euros), lento (hay lista de espera de varios meses) y tienen algunas exigencias difíciles de cumplir, como que la persona interesada tiene que hablar alguno de los idiomas del país o inglés, ir acompañada de un familiar que también hable alguno de los idiomas y se encargue de los ritos funerarios y la repatriación del cuerpo, etcétera", detallan desde la asociación.

Para quien no se lo pueda permitir, ¿qué otras opciones le quedan?

Lo más habitual es buscar maneras alternativas de quitarse la vida de forma segura (fiable) y pacífica (sin sufrimiento) por eso muchos enfermos recurren al pentobarbital sódico, un fármaco que produce una muerte rápida e indolora. Es ilegal para uso humano en España pero se puede comprar con relativa facilidad en el mercado negro. La Policía Nacional ha abierto una investigación para detectar su compra por internet en Estados Unidos. "Nosotros nos enteramos porque varios eran socios de DMD. Vender pentobarbital es un delito contra la salud pública, pero comprarlo y tenerlo para consumo propio es impune. La mayoría de casos que encuentres por ahí de personas que se han quitado la vida voluntariamente han sido con pentobarbital", cuenta desde la asociación. José M.H, enfermo de esclerosis múltiple, contó en A Vivir que tenía guardado en la caja fuerte de su dormitorio un bote de pentobarbital sódico que había adquirido de manera clandestina. Lo utilizó el pasado 25 de julio.

LA DESPEDIDA DE JOSE

"No puedo más, la enfermedad no me deja otra salida"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?