Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Italia prorroga el confinamiento por el coronavirus al menos hasta el 2 de mayo

La vida de Álvaro

"¡Qué ridículas y qué pequeñas me parecen al lado de la vida de Álvaro las broncas nuestras de cada día!", asegura Carles Francino

Tenía pensado soltarles una parrafada sobre la voracidad insaciable de los partidos políticos para intentar controlarlo todo, empezando por los medios públicos de comunicación.

Hoy hemos conocido la destitución del presidente de la agencia EFE, que se ha despedido recordando que “una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del gobierno”. Blanco y en botella. Y el otro día el director general de Telemadrid tuvo que recordarle a una diputada que él no trabaja para el gobierno de la comunidad sino para la administración pública.

Les iba a hablar de todo esto, y a lo mejor lo hacemos más tarde, pero prefiero contarles una historia: la de Álvaro Ramos. Le conocimos hace cosa de un año: financiero de éxito, de gran nivel, destinos en Londres, en Estados Unidos, ático en Madrid, vida resuelta; y bien resuelta, pero… lo deja todo y se marcha a Honduras; a trabajar en una fundación educativa para ayudar a los más pobres. ¿Y eso por qué?

“Yo creo que todos somos conscientes de que en el mundo todavía hoy en el siglo XXI todos estamos hablando de digitalización, etc. Pero todavía hay millones de personas que se mueren de hambre: unos inmediatamente y otros a cámara lenta. Que todavía hay millones de niños que no llegan a estudiar más de doce años. Muchísima gente que vive en el mismo colchón. Situaciones muy duras... Y yo me iba dando cuenta de que eso estaba ahí y de que eso es una urgencia. Y de alguna manera yo no quería ser cómplice de eso. Y por otro lado también me daba cuenta de que, aunque tenía un trabajo muy cómodo, ganaba mucho dinero, tenía mi comodidad y hacia cosas interesantes, también yo creo que muchas veces el bienestar y la comodidad te pueden dormir”, nos contaba hace un año en 'La Ventana'.

Bueno, es evidente que Álvaro no se ha dormido porque acaba de recibir el Premio Derechos Humanos Rey de España. ¡Qué ridículas y qué pequeñas me parecen a su lado las broncas nuestras de cada día!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?