Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Estrenos cine | en casa

Tres películas de estreno y otras cuatro que llegan a plataformas

Netflix estrena 'Sergio', la historia de un diplomático de la ONU en Irak con Wagner Moura y Ana de Armas. A Filmin llega la ópera prima de Álex Montoya, 'Asamblea', y a la sala virtual de cine, 'Los profesores de Saint-Denis'

Entre los re-estrenos, duelo espacial entre Brad Pitt y Eva Green con 'Ad astra' y 'Próxima'

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

Netflix estrena Sergio, película sobre la diplomacia y la geopolítica con Ana de Armas y Wagner Moura, el protagonista de Narcos. A la plataforma de Acontracorriente llega Los profesores de Saint Denis, una historia ambientada en una barriada parisina y centrada en el fracaso escolar de los estudiantes más pobres de Francia. Son dos de las películas inéditas, hay también cintas que después de su paso por los cines, llegan a las plataformas, como Ad Astra, la cinta espacial de James Gray con Brad Pitt. O su reverso femenino, Próxima, una mirada a la maternidad con Eva Green como una astronauta que tiene difícil la conciliación. En cine clásico repasamos el cine soviético y las veces que Lenin ha estado en la gran pantalla, justo cuando se cumple el150 aniversario de su nacimiento. En televisión, otra serie española regresa, nos adelantamos al estreno de Vis a Vis: El Oasis, que ha vuelto a juntar a las presas más famosas de la televisión dispuestas a dar el último golpe.

Sergio (Greg Barker)

Entre el melodrama político y la hagiografía más íntima, Sergio recorre los últimos días de Sergio Vieira de Mello, el jefe de la ONU asesinado en Irak tras la invasión de EEUU y la caída de Sadab Husein. Ese el punto de partida de la nueva película de Netflix, el encargo que uno de los funcionarios estrella de Naciones Unidas recibió para pilotar, y blanquear, la transición en un país destrozado para el que George Bush no tenía un plan.

Bajo el mandato de Kofi Annan, Vieira de Mello, avalado por su reputación de gran negociador y pacifista, asumió la misión sobre el terreno y se enfrentó al enviado especial de EEUU, que solo querría utilizar a la ONU para legitimar sus acciones en el país asiático. La cinta es un empeño personal del actor y director Wagner Moura, conocido por su interpretación de Pablo Escobar en Narcos, por rendir homenaje y reivindicar la figura de uno de los diplomáticos más importantes de la historia de su país. “Tengo la ambición, el sueño de producir películas sobre latinos. Películas alejadas de los estereotipos. Sergio es brasileño, y es una figura muy importante para nosotros, y más ahora, dada la situación política. Esta película habla de la empatía, Sergio fue un hombre que miraba a la gente, que la escuchaba, por encima de los números y estadísticas. Lo importante es que la gente sea consciente, especialmente en Brasil, de quien fue”, decía en el pasado festival de Sundance.

Moura es el principal productor de la película y dirige Greg Barker, cineasta que ha realizado varias producciones sobre Afganistán, que ha seguido a Obama en sus relaciones diplomática y que ya realizó hace diez años un documental sobre Vieira de Mello y, dice, ahora tenía la oportunidad de profundizar en la parte más personal del protagonista. Y ese es precisamente el lastre de la película, articulada en múltiples líneas temporales, con saltos y ensoñaciones constantes, que diluyen la contundencia de su mensaje político.

Vieira de Mello trabajó durante más de 30 años para Naciones Unidas. En conflictos en Mozambique, Perú, Camboya o Kosovo… En este caso la historia parte de la última misión en Irak, donde falleció en un atentado, pero se centra en su mediación en Timor Oriental y en su relación con Carolina de Riera, la funcionaria argentina de la que se enamoró allí que interpreta Ana de Armas. La actriz hispanocubana es una de las actrices de moda en Hollywood. La muerte de de Mello supuso un punto de inflexión para la diplomacia de la ONU. El ataque fue atribuido a la rama de Al Qaeda en Irak, aunque nunca se investigó a fondo. Él es hoy un referente para las nuevas generaciones de cooperantes y diplomáticos.

  • Disponible en: Netflix

Los profesores de Saint-Denis (Mehdi Idir y Grand Corps Malade)

Los profesores de Saint-Denis se acerca más al cine realista que ha mirado desde distintos géneros la realidad de las banlieu parisinas. Menos documental que la obra cumbre de la educación francesa, La Clase, con la que Cantet ganó la Palma de Oro en Cannes, y sin el tono de thriller de cintas como Un profeta de Audiard o la más reciente Los miserables de Lajd Ly. Pero comparte con ellas la mirada sincera a una Francia olvidada y abandonada.

La segunda película de esta pareja de directores, Grand Corps Malade y Mehdi Idir, que viven en el mismo barrio que el director de Los Miserables, es un drama buenista, que recrea las dinámicas entre profesores y alumnos de un instituto de la periferia, al que acaba de llegar una nueva jefa de estudios, implicada con un nuevo sistema educativo. El conflicto es el choque entre el idealismo de los que creen que pueden cambiar las cosas con sus acciones y la realidad social que rodea a la mayoría de estudiantes: violencia, droga, dinero rápido con los trapicheos y falta de expectativas laborales… lo que hace que los alumnos se alejen del instituto rápidamente, pues no ven ningún beneficio en él.

Con un humor que huye de lo simplón y con una trama sencilla pero emotiva, Los profesores de Saint Denis es de todos los acercamientos a la vida en las afueras y al cine sobre educación, la más fácil para el público, y la que mejor desarrolla las tesis del sociólogo inglés Paul Willis, que explicaba cómo los chicos de la clase obrera consiguen trabajos de clase obrera. Es decir, la poca movilidad para aquellos que han nacido en los barrios olvidados. “Toda la película, todas las escenas de la película son cosas que de alguna manera o de otra hemos vivido. En el colegio, con los colegas. Partimos de cosas reales, pero luego vamos friccionado para estructurar el guion. Nos hemos inspirado en cosas que ocurrieron para darle más profundidad al personaje principal”.

  • Disponible en: salavirtualdecine.com y en alquiler en Movistar+, Vodafone, Rakuten TV, Huawei Video, Apple TV y Google Play.

Asamblea (Álex Montoya)

Mucha gente encerrada en un único espacio. No hay confinamiento, pero casi. Son un grupo heterogéneo, de edades diferentes, con distinto poder adquisitivo, pero todos dentro de esa maraña que desde la transición se denominó "clase media", y que lo mismo incluye a un parado, que a una ama de casa, que a un abogado de oficio. Nuestro grupo humano vota cosas, hablan de leyes, documentos, de propuestas, de votaciones, del orden del día, de medidas extraordinarias. Discuten, muestran propuestas completamente antagónicas, hacen una enmienda… Quizá piensen que es el Consejo de Ministros en uno de estos días de confinamiento; pero no, es Asamblea, la ópera prima del director valenciano Álex Montoya. Pasó por el pasado Festival de Málaga y ahora llega este viernes a la plataforma Filmin. Iba a pasar por los cines pero la pandemia del coronavirus ha cambiado los planes del equipo. También, de algún modo, el significado de lo que la cinta quería mostrar. Una reflexión cómica y ácida sobre las decisiones colectivas que protagonizan Francesc Garrido, Cristina Plazas, Greta Fernández y Nacho Fresneda.

Ad Astra (James Gray)

James Gray ganó el León de Plata en Venecia con solo 25 años. Después ha dirigido cintas como Two Lovers, Z, Ciudad perdida o La noche es nuestra. Ahora se acerca por primera vez al espacio. Lo hace con una obra intimista e introspectiva que transita por distintos caminos. Lo primero es que es una aventura espacial sustentada en la historia de un padre y un hijo. Brad Pitt es un astronauta atormentado por la pérdida de su padre, un célebre científico desaparecido en el espacio. Tras unos sucesos extraños, se embarca en una misión para encontrarle y cerrar parte de la investigación que su progenitor llevaba a cabo.

Decía Gray que es su propia versión de El corazón de las tinieblas, la novela de Conrad, porque habla de la búsqueda y del viaje, pero con mucha menos oscuridad y con el primer plano como bandera. En las imágenes de Gray está también la desolación que el capitalismo ha causado en el planeta. Un mundo agónico, sin recursos, otra constante del cine de ciencia ficción, como Elysium o Marte.

Después de relatos sobre la supervivencia, como Gravity de Cuarón, o sobre el futuro y el amor, como Interstellar, Ad Astra reflexiona sobre el futuro del planeta y sobre el deber y la familia, un debate al que se somete el protagonista, en una apertura a hablar de las nuevas masculinidades, como reconocía en Venecia el propio Brad Pitt. Matar al padre es otra de las lecturas de la cinta, una mirada freudiana que el director refleja de manera visual con la imagen de los dos astronautas, padre e hijo, unidos por una cuerda, como si fuera el cordón umbilical.

Próxima (Alice Winocour)

Próxima cierra una especie de trilogía no pensada que conforman tres películas que este 2019 han hablado del espacio, de las relaciones familiares y del devenir de la existencia. La primera fue High life, de la francesa Claire Denis, donde exploraba la capacidad de seguir adelante de los humanos, incluso de los más depravados. El segundo fue James Gray con Brad Pitt en Ad Astra, relación padre e hijo, superación e incomunicación, dos de los problemas de nuestro tiempo.

La tercera es Próxima, de la francesa Alice Winocour, una cara b, de la cinta de Brad Pitt, donde se exploran las relaciones entre una madre astronauta, a punto de llevar a cabo una misión que acelerará su carrera científica, y una hija pequeña que se quedará con su padre. La maternidad y la conciliación centran el relato de esta historia íntima, bien realizada y con una fotografía muy cuidada que cuenta con Eva Green como protagonista.

Una película del espacio feminista donde los desafíos de la mujer son dos: no renunciar a su condición de madre y no perder espacio en un mundo donde los hombres son mayoría: la ciencia, el espacio… Ahí el gran triunfador es Matt Dilon, un astronauta afamado que ni siquiera se plantea qué pasará con sus hijos los años que esté de misión espacial, puesto que es su mujer quien se encarga. Y es que Próxima pone el dedo en la llaga de algo común en el neoliberalismo: la dificultad de poner en el centro la vida, los cuidados. Porque, como sus preciosos créditos documentales señalan, Proxima es también un homenaje a todos esos referentes femeninos que cumplieron sus metas profesionales, por muy inalcanzables que fueran, convirtiéndose en inspiración para todas aquellas mujeres que llegaron detrás.

  • Disponible en: Filmin

Una gran mujer: Beanpole (Kantemir Balagov)

Una de las pequeñas joyas del último festival de Cannes. La segunda película del ruso Kantemir Balagov es un retrato monumental de posguerra. Ambientada en el Leningrado de 1945, una ciudad derruida en la que dos mujeres, dos supervivientes, tratan de salir adelante. Un relato durísimo de una inusitada belleza visual, con una propuesta pictórica detallista, que explora los traumas de la guerra a través de la historia de amistad y sororidad entre estas dos mujeres. La maternidad, la hambruna, el dolor, las heridas y el amor convergen en este fresco profundamente estimulante y devastador.

El reflejo de Sibyl (Justine Triet) 

Dice Justine Triet que, cuando comenzó a escribir el guion de El reflejo Sibyl, había una película que constantemente le venía a la cabeza. Era Otra mujer de Woody Allen. En el largometraje del director neoyorquino veíamos a una mujer que buscaba la calma y la inspiración frente a otra que le abocaba a un vertiginoso abismo. El reflejo de Sibyl también habla de la creatividad desde el caos. “Sibyl crea desde el caos. Para ella la creación llama al deseo, el deseo llama al alcohol, a la pasión y a los recuerdos y no puede permanecer indiferente ante todo lo que le sucede. Y es muy interesante ver como la creación puede llevar a un lugar que no es precisamente un río tranquilo”, explica.

La protagonista de la película es una psicóloga que decide retirarse una temporada para escribir una novela, pero justo cuando comienza a teclear las primeras palabras del libro recibe la angustiosa llamada de Margot, una conocida actriz que tiene que tomar una difícil decisión: abortar o seguir con su embarazo. Sibyl, además de aconsejarla, va a convertir a esa angustiada actriz en uno de los personajes de su libro. “Lo que hace Sibyl es totalmente inmoral, pero es lo que me interesa del personaje, es decir, que se comporte de una forma poco realista y muy extrema. Ahí está el interés de la película”, afirma la directora francesa.

El reflejo de Sibyl habla de la maternidad, la vida en pareja, la crisis de la mediana edad. Según Justine Triet las distintas mujeres que aparecen en su largometraje tienen muchas cosas en común. “Para mí es como si fueran el mismo personaje, pero en momentos vitales distintos. Margot está en un momento de urgencia. Tiene que hacer una elección muy difícil y la película está escrita centrada en la decisión que debe tomar, si debe abortar o no. Sibyl está en otro momento vital porque hizo la misma elección diez años antes y decidió tener a su hijo. Yo creo que es como si convergieran desde épocas distintas”, explica la realizadora.

El reflejo de Sibyl está protagonizada por Virginie Efira y por Adèle Exarchopoulos, a la que vimos en La vida de Adèle. El film tiene momentos divertidos, casi cómicos. “Yo tengo una gran facilidad para escribir comedias, pero esta película tenía que contarla como un melodrama. Lo que pasa es que no puedo caer en contradicción conmigo misma y no podía excluir el humor, pero el fondo de la película es muy dramática. La mezcla de géneros me gusta como espectadora y surge en mi escritura de forma casi inconsciente”, dice. En el film vemos efectivamente a mujeres angustiadas, que sufren, pero que tienen que convivir con sus dudas, sus recuerdos del pasado, con la incertidumbre del futuro mientras siguen en pie y trabajando. Todas ellas se ven reflejadas, unas en las otras, como si fueran distintos espejos. “La película es una especie de interrogatorio sobre uno mismo”, sentencia la directora.

  • Disponible en: Filmin

Re(estreno): Godsford park (Robert Altman)

Un drama de 2001 pero ambientado en los años 30, en una misión campestre donde sus acaudalados dueños invitan a una serie de personajes: una condesa, un héroe de la I Guerra Mundial un famoso, un productor de cine… Señores y criados enfrentados en esta cinta que habla del egoísmo, de la diferencias de clases y que logró siete nominaciones y el Oscar a mejor guion y en la que vemos a actores y actrices como Emily Watson, Maggie Smith, Clive Owen, Helen Mirren o Kristen Scott Thomas.

  • Disponible en: Amazon Prime Video y Filmin

Recomendaciones de cine clásico

  • Dos en la carretera (Stanley Donen) - Filmin
  • Cautivos del mal (Vicente Minnelli) - Filmin
  • Milagro en Milán (Vittorio de Sica)
  • Las diabólicas (Henri-Georges Clouzot) - Filmin
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?