Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

PÉREZ DE LOS COBOS PÉREZ DE LOS COBOS Grande-Marlaska destituye al jefe de la Guardia Civil en Madrid por "falta de confianza"
Crisis económica coronavirus Covid-19

Las colas del hambre

Conversamos con Luis Miralles, director de la 'Casa Caridad' de València, ante el dramático aumento de las colas de personas que necesitan alimentos debido a la crisis económica y social desatada por el coronavirus

Centenares de personas hacen cola cada fin de semana para recoger alimentos en un local de Asociación de Vecinos de Aluche

Centenares de personas hacen cola cada fin de semana para recoger alimentos en un local de Asociación de Vecinos de Aluche / sociación de Vecinos de Aluche

De la forma más cutre posible, el conflicto político, la división y la crispación se han adueñado durante la última semana de la gestión de la pandemia de coronavirus en España. La desescalada a diferentes velocidades, dependiendo de la situación epidemiológica de las comunidades autónomas, ha hecho que algunos gobiernos regionales pongan el grito en el cielo y que la dicotomía entre salud y economía continúe acaparando titulares. La teoría de Juanjo Millás es que muchos dirigentes políticos confunden votos con audiencia y programas basura en televisión con éxito social.

Hay una parte de la sociedad que durante la última semana ha comenzado a mostrar su descontento en las calles. Concretamente, en la de Núñez de Balboa de Madrid, una calle cuya renta media de sus vecinos se corresponde con el 3% más rico del país. “El gobierno es criticable en muchas cosas. El problema es que cuando la crítica se exagera, pierde valor. Decir que el gobierno no deja pasar a Madrid de fase porque quiere acabar con la comunidad, es tan delirante, que no te lo crees", opina Millás.

Esas aglomeraciones de personas con banderas y cacerolas, sin respetar la distancia de seguridad contrastan con las imágenes de las colas que se forman ante los comedores sociales de las asociaciones de barrios y ONGs. La crisis económica y social que se ha desatado nos deja imágenes crueles de gente que hasta hace semanas jamás habría pensado en tener que acudir a un comedor social en algún momento de sus vidas.

La temporada pasada hicimos un reportaje en la Casa Caridad de Valencia, una ciudad que ya se prepara para entrar en la fase 1 a partir de mañana. Su director, Luis Miralles, confirma la gravedad de la situación actual: “Nos estamos encontrando gente que ni tiene comida ni dinero en el bolsillo. No tienen más remedio que acudir a las instituciones y a los sitios donde pueden prestarles ayuda”.

¿Siempre gana la pobreza?

Cuando más de doce millones de personas están en riesgo de pobreza y exclusión social en nuestro país es que algo no funciona. Tampoco la actitud con la que nos enfrentamos a estas personas y que nos pone delante un espejo en el que se refleja nuestro propio fracaso como sociedad.

Los problemas son los mismos que en otras crisis. Ya se los conocen. Pero las maneras de solucionarlos deben ser innovadoras, porque las medidas de seguridad así lo imponen. “Estamos ayudando con el reparto de alimentos y con ayudas económicas, que nunca lo habíamos hecho, (…) pero no es lo mismo recibir unos alimentos que tener un plato caliente”.

Abrir esta institución costaba, antes de la entrada en vigor del estado de alarma, unos 13.000€ al día, según indica Miralles, que recalca que el 70% de su presupuesto proviene de “empresas, donativos particulares y nuestros socios”.

Toda la información sobre el coronavirus

Consulta la evolución de contagiados, fallecidos y recuperados en España y los últimos datos por Comunidades Autónomas. Y no te pierdas el podcast Informe Coronavirus (escúchalo en nuestra App en iOS y Android o suscríbete en iTunes, iVoox, Spotify o tu agregador favorito). También puedes recibir nuestra newsletter diaria con las noticias, reportajes y audios más destacados día.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?