Viernes, 03 de Julio de 2020

Otras localidades

Ian Fleming

Quizás, junto con John le Carré, sea el prototipo del novelista espía británico. Durante la segunda Guerra Mundial, Ian Lancaster Fleming trabajó en la División de Inteligencia Naval y, posteriormente, fue nombrado comandante. Una de sus misiones fue en España para monitorear los intentos del Eje para formar una alianza con Francisco Franco

Esa operación se llamó Goldeneye (Ojo Dorado), nombre que luego utilizó para uno de los villanos más memorables de James Bond y para dar nombre a su mansión jamaicana. Al finalizar la guerra, trabajó como periodista para el The Sunday Times.

1952 fue un año clave en su vida: escribe y termina su primera novela, “Casino Royale”, fruto de sus experiencias durante su etapa trabajando para el servicio secreto. Lo hace desde su casa de Jamaica. Fue la primera novela en la que apareció su gran personaje, James Bond, un agente del MI6, del servicio secreto británico, el agente 007 “con licencia para matar”. El nombre proviene de un ornitólogo estadounidense y el aspecto físico y sus refinados modales dicen que están inspirados en su hermano Peter. Y lo de 007 que por su afición a John Dee, un espía y mago inglés del siglo XVI, que firmaba así las cartas que enviaba a su majestad la reina. En ese año de 1952 también se casa con la que fue su amante durante varios años, Ann Charteris y a los pocos meses nació su hijo Caspar.

Las novelas de James Bond han sido adaptadas al cine en innumerables ocasiones, siendo protagonizadas por actores tan importantes como Sean Connery, que fue el primero en interpretar el papel del agente secreto, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan o Daniel Craig. Veinticuatro películas hasta la fecha que han hecho que le nombre de Ian Fleming siga en el candelero. También se adentró en la literatura infantil, mediante la publicación de su libro “Chitty Chitty Bang Bang”, que trata sobre un coche volador y que era el cuento que contaba a su hijo pequeño por las noches. Se publicó de manera póstuma, dos meses después de su muerte, y se adaptó un tiempo más tarde al cine. Incluso llegó a ser nominada a un Oscar.

Pese a que eventualmente se convirtió en un autor reconocido, sus novelas no tuvieron un éxito inmediato. Fue en 1961, cuando el apenas electo presidente John F. Kennedy dijera públicamente que era uno de sus autores favoritos, entonces sus libros comenzaron a ser demandados. También se ha dicho que, en muchas de sus novelas, como en “Vive y deja morir”, están recogidos diversos códigos y claves secretas solo para los entendidos en esoterismo.

Deportista nato, al igual que gran fumador y bebedor, Ian Fleming falleció de un infarto de miocardio en Canterbury, el 12 de agosto de 1964, a la edad de 56 años, después de una opípara cena. Tras su muerte, otros autores continúan escribiendo novelas protagonizadas por James Bond.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?