Sábado, 11 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

No sin mi mascarilla: Las normas que guiarán la "nueva normalidad"

98 días después, este domingo finaliza el estado de alarma en todo el territorio nacional y recuperaremos la libertad de movimientos, aunque la mascarilla continuará siendo obligatoria cuando no se pueda respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros

La mascarilla, un elemento más de nuestra vida cotidiana

La mascarilla, un elemento más de nuestra vida cotidiana / Cadena SER

 Han pasado 98 días desde que el 13 de marzo Pedro Sánchez anunciara la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus. Desde entonces han pasado muchas cosas: según las cifras oficiales, casi 250 mil españoles han padecido la enfermedad y más de 28 mil han muerto. Hemos estado confinados en casa durante buena parte de ese tiempo, apenas podíamos salir para comprar, ir a la farmacia o pasear al perro. La economía ha entrado en shock: hasta finales de mayo se registraba un aumento de más de 300 mil parados y, según Euroestat, el PIB español ha caído en estos meses un 5,2 %. En algo menos de 16 horas termina ese estado de alarma.

Libertad de movimientos

Una nueva normalidad en la que la principal novedad es que vamos a poder desplazarnos entre provincias y comunidades autónomas, aunque hay partes del territorio en las que la movilidad se ha adelantado. Es el caso de el País Vasco y Cantabria, cuyos ciudadanos pueden moverse desde ayer de una comunidad a otra.

Mascarillas y gel hidroalcohólico

Las condiciones para esa nueva normalidad van a ser diferentes dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que vivamos, pero sí hay algunas normas que marcaba el Boletín Oficial del Estado del pasado 9 de junio. Fundamentalmente esas normas hacen referencia a la higiene: es necesario mantener la distancia social, que debe ser de metro y medio, y es obligatorio el uso de mascarilla cuando no se pueda mantener esa distancia. La norma establece sanciones por incumplimiento de hasta 600.000 euros, dependiendo de la gravedad. En el caso de no usar la mascarilla cuando sea obligatoria la multa será de hasta 100 euros.

¿Dónde y para quién es obligatorio el uso de mascarillas?

El uso no será necesario en actividades en las que resulte incompatible como hacer deporte o comer

Las mascarillas seguirán siendo obligatorias, como hasta ahora, en los transportes, la vía pública y en espacios abiertos, así como en lugares cerrados pero abiertos al público. También deberán usarse para viajar en vehículo privado siempre que los ocupantes no sean convivientes, aunque a partir de ahora se podrán ocupar todas las plazas del coche. No están obligados a utilizarlas los menores de seis años, personas con enfermedades respiratorias, ni aquellos que estén realizando ejercicio al aire libre.

Convivir con la “nueva normalidad”

Desaparecen las franjas horarias por completo y podremos salir a cualquier hora sin importar la edad, el estado de salud o la finalidad de esa salida. Todos los centros de trabajo, y también los comercios abiertos al público, deberán asegurar que se ventila y se limpia según el protocolo establecido. Los empleados deben tener a su disposición agua y jabón o geles hidroalcohólicos. Los turnos y el horario de trabajo deben adaptarse para garantizar que se mantiene la distancia de 1,5 metros y, si no es posible, es obligatorio dar elementos de protección a los trabajadores. Además el decreto ley indica que hay que potenciar el teletrabajo siempre que sea posible.

El Decreto Ley mantiene la COVID-19 como una enfermedad de declaración obligatoria, así que tanto centros públicos como privados como autoridades públicas deberán comunicar los casos detectados y, si es necesario, identificar a las personas afectadas. Los laboratorios, también los privados, también deben seguir informando de las pruebas realizadas y sus resultados.

Viajar con restricciones

Superado el estado de alarma desaparecen las restricciones que trajo aparejadas. Pero el Ministerio de Transportes avisa de que en cada caso las autoridades pueden introducir cambios o limitaciones en función de cómo vayan evolucionando las cosas. Es decir, ya no habrá limitación en la ocupación de plazas sentadas en aviones, trenes, metro o autobús… Pero la autoridad competente en cada caso: Estado, autonomías o Ayuntamientos puede ir introduciendo los cambios que considere oportunos.

Renfe, por ejemplo, pone desde el lunes en circulación 100 trenes diarios, que suman 30 mil plazas, lo que supone un incremento del 50% respecto a lo que venía operando en las últimas semanas, pero es menos de un tercio de lo que operaba antes de la pandemia. Esos trenes circularán sin servicio de restauración a bordo, no habrá reparto de auriculares ni de prensa, ni venta de artículos. Por cierto, que estos servicios no se faciliten no quiere decir que los billetes sean más baratos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?