Lunes, 21 de Septiembre de 2020

Otras localidades

PANDEMIA EN MADRID PANDEMIA EN MADRID Sánchez llega a la Puerta del Sol de Madrid para reunirse con Ayuso
Un mal día lo tiene cualquiera

Qué complicado es hacerse famoso

Tal día como hoy del 356 a.C, Eróstrato decidió prender fuego al Templo de Artemisa de Éfeso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

Los restos del templo en la actualidad

Los restos del templo en la actualidad / Getty Images

Si pensabais que lo de conseguir la fama a cualquier precio era un invento de tronistas y youtubers, estabais equivocados.

Hace más de dos mil años ya había gente dispuesta a hacer la estupidez más absurda con tal de que su nombre resonase entre sus contemporáneos. Muestra de ello es lo que pasó el 21 de julio del año 356 antes de Cristo.

El protagonista de esta historia se llamaba Eróstrato, y poco más se sabe de él. El hito de su vida fue tan noticioso como estúpido: él fue el responsable de la destrucción del templo de Artemisa de Éfeso, que seguramente os sonará porque era una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Aquel 21 de julio, Eróstrato se levantó con ganas de hacerse un hueco en los libros de historia, y decidió que la mejor manera de conseguirlo era prender fuego al templo de Artemisa. El edificio quedó hecho cenizas, y el incendiario fue detenido y confesó, bajo tortura, que el motivo que lo había llevado a cometer el crimen era su deseo de inmortalizar su nombre.

Entonces, las autoridades de Éfeso castigaron a Eróstrato por partida doble: no solo fue ejecutado, sino que se prohibió mencionar su nombre, de manera que nunca lograse su objetivo; quien lo hiciese, sería condenado a pena de muerte.

No hace falta decir que Eróstrato, a pesar de todo, consiguió la fama que tanto anhelaba.

Varios historiadores antiguos escribieron sobre el suceso, autores como Cervantes o Sartre lo utilizaron como fuente de inspiración, y el término “erostratismo” ha entrado en el diccionario para definir la obsesión por cometer delitos para obtener fama. No está mal para un narcisista de hace veinticinco siglos…

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?