Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

Robert Capa

La famosa frase de Robert Capa: «Si una foto no es suficientemente buena es porque no estabas suficientemente cerca», ha sido punto de referencia para muchos fotógrafos profesionales

Porque si hablamos de fotoperiodismo tiene que salir forzosamente el nombre de Robert Capa, quizá el reportero gráfico más importante de la historia hasta mediados del siglo XX o, por lo menos, entre los reporteros de guerra. Aquel que retrató de una forma única conflictos como la Guerra Civil Española o la Segunda Guerra Mundial.

Realmente ni se llamaba Robert ni se apellidaba Capa. Todo fue un montaje que inventó junto a su pareja sentimental y profesional Gerda Taro mientras ambos vivían en París a donde llegaron huyendo de la Alemania de Hitler porque ambos eran judíos. Endre Friedmann, el verdadero nombre de Capa, estaba orgulloso de sus orígenes. Solía repetir que “no basta con tener talento, también hay que ser húngaro”. Él y ella estuvieron durante el conflicto español de 1936-1939 aportando imágenes emotivas e impactantes en las fueron capaces de transmitir el sufrimiento de un país. Con su Leica de 35 mm. Robert Capa recorrió varios frentes de batalla dejando la que quizá es su foto más famosa, la caída en combate de un miliciano en Cerro Muriano, Córdoba, en 1936. El descubrimiento de la “valija mexicana”, en 2008, que incluía unas 4.000 fotografías, la mayoría de ellas tomadas en España por Friedmann, Taro y David Seymour, ayudaron a desligar la figura de Taro de la sombra alargada de su contraparte masculina. Tras la muerte de Gerda Taro en 1937, durante la batalla de Brunete, Robert Capa siguió adoptando este sombre y continuó con su profesión aun con más pasión. Suyas fueron también las fotos más impresionantes del desembarco de Normandía, fotos que salieron movidas por un fallo en el revelado que dañó los negativos.

Siguió en solitario su profesión, con un prestigio indudable, hasta que un fatídico 25 de mayo de 1954 moría al pisar una mina anti persona en la selva de Indochina como corresponsal de Life. Tenía sólo 40 años. Y ese mismo día llegaba a Nueva York la noticia de la muerte de Werner Bischof, otro de los grandes y jóvenes fotógrafos del siglo XX, en un accidente de coche en los Andes peruanos.

Hasta su trágica muerte, Robert Capa nos dejó 70.000 instantáneas únicas y se convirtió en todo un referente por su obra como por su autobiografía (titulada “Ligeramente desenfocado”) y por sus frases fruto de su experiencia que fueron tomadas muy en serio por aquellos que han seguido sus huellas. Por ejemplo: «En una guerra, hay que detestar o amar a alguien; en todo caso, hay que tomar partido, porque, si no, no hay forma de soportar lo que ocurre».

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?