Viernes, 22 de Enero de 2021

Otras localidades

DIRECTO | LA VENTANA DIRECTO | LA VENTANA Zahara y Martí Perarnau, en 'La Ventana'

La leyenda de Florinda la Cava

Un romance castellano medieval hace referencia a esa joven mujer que tanto ha dado que hablar a lo largo de los siglos desde aquel supuesto incidente bañándose desnuda en el río Tajo bajo la mirada rijosa de Don Rodrigo, el último rey godo:

Pensó la Cava estar sola,

pero la ventura quiso

que entre unas espesas yedras

la minara el rey Rodrigo.

Puso la ocasión el fuego

en el corazón altivo

y amor batiendo sus alas

abrásale de improviso.

De la pérdida de España

fue aquí funesto castigo,

una mujer sin ventura

y un hombre de amor rendido.

Florinda perdió su flor

el rey padeció el castigo,

ella dice que hubo fuerza,

el que gusto consentido.

La leyenda se origina en el siglo X gracias a dos historiadores musulmanes: Al Razi y Abd al Hakam, aunque son los cronistas cristianos quienes van añadiendo más elementos a esta historia convirtiendo a la hija del conde Don Julián en una especie de prostituta, tal como ocurre en la “Crónica Sarracina” de Pedro del Corral que se publicó en el año 1430. Pero, ¿qué sucedió con Florinda tras aquel suceso? Varias leyendas narran su desgraciado final, en algunas ocasiones convertida en reina y en otras en simple doncella visigoda que quedó embarazada tras aquella violación. La versión más clásica dice que falleció «loca de dolor y de vergüenza» o ahogada próxima al torreón cercano al puente de San Miguel, en el río Tajo, en el mismo lugar donde Don Rodrigo la contemplara desnuda.

No obstante, en la localidad de Pedroche (Córdoba) se cuenta que, tras la derrota en la batalla de Guadalete, la hermosa Florinda se escondió en el castillo y lloraba junto a un pozo la pérdida del hijo que tuvo con Don Rodrigo, el cual falleció degollado por los witizanos (la facción enemiga de Rodrigo) o por los invasores bereberes. Según dicha leyenda, «encaramada sobre el brocal retorcido de la fuente que hoy lleva su nombre, maldijo su propio destino, arrojándose desesperada a sus aguas». Y se cuenta que, merodeando cerca de ese pozo, que actualmente se llama Fuente de la Cava, ha sido visto un espectro femenino.

Otra leyenda sitúa en Torrejón el Rubio (Cáceres) el escondite de Florinda tras ser deshonrada y hasta se habla del fantasma del hijo de la Cava, el cual asesina a todos los niños que pasan por allí de noche. Y una leyenda más la ubica en la Sierra de Francia (Salamanca) con el nombre de la reina Quilama que estaría aún en la Cueva de la Mora esperando y custodiando el tesoro de Alarico y que entronca con el retorno del reino perdido.

En fin, mucho mito y poca historia, pero son romances que guardan en sí mismos muchos elementos que fueron recurrentes a lo largo de la Edad Media y de la Edad Moderna.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?