Directo

LA ESPAÑA DESPOBLADA Debate desde Agulo (La Gomera) sobre los desequilibrios demográficos en Canarias

De Buenas a PrimerasUn mal día lo tiene cualquiera
Actualidad
Un mal día lo tiene cualquiera

El fin de Gorbachov y de la URSS

Mijail Gorbachov lanzó una serie de reformas para garantizar la supervivencia del régimen comunista, pero provocaron dos reacciones muy diferentes. Esta disputa acabó el 25 de diciembre de 1991, cuando cayeron tanto Gorbachov como la URSS

El fin de Gorbachov y de la URSS

El fin de Gorbachov y de la URSS

01:55

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1608788953215/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Puede ser que hoy el señor ese de rojo no te haya dejado lo que esperabas, pero mira, puedes consolarte pensando que al menos no te ha quitado nada. Porque tal día como hoy, en Navidad de 1991, nuestro protagonista vivió una pérdida difícil de imaginar. No solo dejó de ser el presidente de un estado: ese 25 de diciembre ese estado dejó de existir. Por si no lo habéis adivinado, estoy hablando de Mijail Gorbachov. Comunista convencido, había llegado al poder en la URSS en 1985, y había visto que eran necesarias reformas urgentes para la supervivencia del proyecto soviético. Estas reformas, conocidas con el nombre de “Perestroika”, se vieron acompañadas por una política de mayor transparencia informativa, conocida como “Glasnost”.

El problema para Mijail fue que, una vez abierta la posibilidad de cambio, se encontró en un fuego cruzado entre los que, como Boris Yeltsin, querían que el país lo cambiara todo lo más rápido posible, y los que no querían que se cambiase nada. Estos últimos tenían una presencia considerable entre los militares, y en agosto de 1991 hubo un intento de golpe de estado que quería poner freno a todos los procesos iniciados por Gorbachov. El plan de los militares acabó dando como resultado justo lo contrario de lo que esperaban: Yeltsin vio reforzada su posición y el descalabro de la estructura soviética se aceleró dramáticamente. El 25 de diciembre fue el punto final. Aunque el día oficial del final de la URSS fue el 26 de diciembre, el 25 el pueblo ruso vio cómo se bajaba para siempre la bandera roja en el Kremlin, y Gorbachov entregó a Yeltsin la maleta con los códigos nucleares. Con ese gesto, se cerraba un periodo de 74 años que había cambiado Rusia y el mundo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad