Lunes, 26 de Julio de 2021

Otras localidades

El mito de La Garduña

Hay nombres evocadores. Y algunos generan cierta inquietud. La Garduña es uno de ellos y no como mamífero carnívoro de la familia de los mustélidos sino como organización de facinerosos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En ambos casos, estaríamos hablando de depredadores, cada uno a su estilo. Pero cuando se indaga en profundidad en la Garduña, como sindicato del crimen, comprobamos que hay mucha más leyenda que historia, más paja que trigo y más humo que fuego. Faltan datos concretos y contrastados. Cuando más indagas e investigas sobre este movimiento, hermandad, orden u organización secreta, más percibes que forma parte de un entramado de supercherías y leyendas con cierto tufillo falsario. Hasta se ha especulado que las tres principales mafias italianas: la de Nápoles (la Camorra), la de Sicilia (la Cosa Nostra) y la de Calabria (la Ndrangheta) tienen su origen en La Garduña. No son pocos los historiadores, nacionales y extranjeros, que han defendido su existencia y su influencia en la España de los Austrias, desde los prostíbulos hasta las más altas esferas de poder. En la segunda temporada de la serie “La Peste: la mano de la Garduña”, original de Movistar+, dan por hecho que esta organización intervino con sus crimines y corruptelas en las calles de Sevilla de finales del siglo XVI y que se hacían tatuar tres puntos en la palma de la mano derecha como señal de reconocimiento.

Si rastreamos sus orígenes legendarios, se repite con ahínco –y sin pruebas- que la Garduña fue creada en Toledo sobre el año 1412 asociada a asaltos a casas de moriscos y judíos sospechosos de contravenir alguna de las normas teológicas y legales de la Inquisición. Se dice que desarrolló sus planes criminales sobre todo en Sevilla, un paraíso para el hampa, puesto que por esta ciudad pasaban todas las riquezas que eran traídas de América. Y, para más inri, se comenta alegremente que en 1476 se creó la Santa Hermandad, uno de los primeros cuerpos policiales organizados de Europa, para aniquilar a los miembros de la Garduña. Su estructura estaba inspirada en las cofradías religiosas y muchos eran cofrades para tener la perfecta tapadera y operar con la mayor impunidad.

Ahora bien, casi todas las fuentes sobre la existencia de la Garduña conducen a un mismo origen. Tienen su base en la obra Misterios de la Inquisición y otras sociedades secretas de España, libro francés firmado por un tal Víctor de Fereal, traducido al castellano y publicado en Barcelona en 1845. En una nota a pie de página, escrita por Manuel de Cuendías, se habla de la Hermandad de la Garduña: “una sociedad secreta compuesta por malhechores de toda especie. Esta sociedad, perfectamente organizada, tenía por objetivo la explotación al por mayor de toda especie de crímenes en favor de cualquiera que tenía una venganza que ejercer o algún resentimiento que satisfacer. Se encargaba, al más justo precio y garantía, de dar de puñaladas, mortales o no, al gusto de la práctica: de ahogar, dar de palos y aun asesinar”. Y luego detalla la composición de la cúpula que estaría formada por el Hermano Mayor o Gran Maestre. En esta nota de Cuendías se ha basado toda su historia. ¿Al final, todo fue una fabulación?

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?