Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

"¡Ayúdennos, por favor!": el desgarrador testimonio de una mujer que lo ha perdido todo en La Palma

Gregorio García y Remedios Armas, dos vecinos del barrio de Todoque, se han asomado a 'La Ventana' para contar sus aterradoras historias y cómo han perdido sus casas por la lava en La Palma

¿Qué te llevarías si supieras que tu casa va a desaparecer en unas horas? Se trata de una pregunta que todos pueden responder, pero que pocos han tenido que llevar a la práctica. Sí es el caso de muchos habitantes de la isla de La Palma, que han tenido que salir con lo poco que pudieron agarrar antes de que la lava destruyera sus hogares. Gregorio García y Remedios Armas son dos vecinos del barrio de Todoque, amenazado por la llegada inminente de la lava, que se han visto obligados a recoger enseres antes de que desaparezca por completo.

García ha llegado recientemente a su domicilio para recoger algunas cosas, pues él y el resto de vecinos tuvieron que salir de manera precipitada: “El día que salimos, lo hicimos a la prisa. Cogí algún papel, alguna escritura y una perrita pequeña que tengo”. Ha podido obtener otras pertenencias, pero lo ha hecho ante la proximidad de la lava: “Mi casa está a unos 25 metros de una lengua de lava que está avanzando. Va muy despacio, pero con el aire se va inflando y hay espacios con más de 15 metros de altura”.

Una vuelta a casa para salvar lo que se pueda

“Aquí, tengas la profesión que tengas, tienes un latifundio de plátanos. Ayuda a vivir”, ha comentado García, que ha explicado que gran parte de esos terrenos han sido destruidos y no podrán volver a ser cultivados. Además, aquellos que aún se mantienen, no pueden ser regados ya que se ha cortado el suministro de riego y están cubiertos de ceniza. “En cuanto a los papeles, si quieres ayuda, igual las aseguradoras se van a poner tontas y van a pedirte fotos y otras cosas”, ha aconsejado, y también ha narrado que los bancos comenzaron a ofrecer seguros por daños de volcanes y terremotos cuando empezaron los temblores: “Los bancos se dedicaron a hacer seguros y yo hice uno, pero estos seguros te cubren una parte”.

“Ahora los turistas quieren venir a observar el espectáculo natural, y yo lo entiendo, pero dejen las viviendas para nosotros. No creo que cinco millones de euros sean muchos para el Estado. Se pagan todas las viviendas que hay y se alojan 700 u 800 personas”, ha expresado García con impotencia. Él vive solo en la isla y tiene dos hijos viviendo en Tenerife. Ha contado que les ha pedido que no acudan a La Palma porque “a la lava no se puede enfrentar” y ha valorado de manera positiva a los ayuntamientos, que están prestando toda la ayuda posible, ofreciendo ropa a aquellos que, como García, no pudieron coger mucho para huir.

Una madre que solo quiere una casa para sus hijos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Remedios Armas lleva cuatro días durmiendo en un pabellón junto a otros afectados. “Nos convocaron a una serie de barrios a una reunión y nos dijeron que tuviéramos preparada una pequeña maleta. La maleta tenía una muda y una hijuela porque mi casa no tiene escritura”. A pesar de tratarse de un fenómeno imprevisible, su zona no era de alto riesgo. Sin embargo, sin previo aviso comenzaron unos grandes temblores y una consecuente enorme llamarada. “En ese momento piensas que es imposible que esté sobre mi casa y cuando miro… ¡Estaba por encima y se veía cerquísima de mi casa!”, ha contado Armas, afectada. “Metí la mochila en el coche, metí a los niños y a mi madre de 89 años, bajé las palancas de la luz, cerré el agua y con eso salí”, es la secuencia de acciones que la vecina tomó al ver tan cerca la lava.

“Me quedé sin nada. No tengo nada. Si hubiera sabido que la lava bajaba tan lenta, yo podría haber sacado cosas, pero en ese momento bajaba súper rápido”, ha añadido Armas, con dificultades para hablar. “Me sentía tan impotente, porque estaba yo sola con una persona mayor, tres niños pequeños a los que no sabía qué decirles… no sabía cómo explicarles lo que estaba pasando”. Su casa ha desaparecido por completo, y ha podido ver fotos del momento en el que la lava llegó hasta su casa: “Es desgarrador. Es un caos total. Llevo tres noches durmiendo en el albergue con mi madre. Conseguí que la madre de mi ex marido se quedara con los niños para que pudieran estar juntos los tres y que no estuvieran en un sitio como este”.

Un testimonio desgarrador de una madre que lleva estos días en busca de un sitio para alojarse de manera indefinida: “Los servicios sociales se han portado de maravilla y el ayuntamiento también. La gente de aquí es un encanto, pero es algo momentáneo. Mi psicóloga me ha dicho que debo partir de cero y olvidar la vida anterior pero… ¿cómo? Los servicios sociales dicen que va a haber ayudas pero yo necesito una casa”. Armas también ha contado cómo sus hijos la llaman constantemente y pregunta cuándo va a volver su madre con ellos, y la hecho claramente emocionada: “Yo vivía feliz”. Ha concluido con una petición que va más allá de lo personal, sino que representa a toda una población devastada: “Esto no es para mí; esto es para todos los que hemos perdido nuestro hogar: ayúdennos, ayúdennos por favor”.

Temas relacionados

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?