Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Champions League

El Benfica enseña la puerta de salida a Koeman

El Barcelona sale de Lisboa con otra goleada que confirma el peor comienzo de su historia en Champions League y que pone en peligro la continuidad de Ronald Koeman

Koeman sigue desde el banquillo una jugada de Araújo en el Estadio Da Luz

Koeman sigue desde el banquillo una jugada de Araújo en el Estadio Da Luz / Getty Images

El Barcelona se lleva una dolorosa derrota de Da Luz que deja al club temblando en la Champions y a Koeman con pie y medio fuera. El holandés señaló a Piqué y Busquets siendo los primeros cambios del partido y se agarró demasiado pronto al espíritu Ansu Fati que cuando entró en el campo poco tenía que hacer. El Benfica endosó tres goles, doblete de Darwin Núñez y otro de Rafa Silva, a un Barça que nunca en su historia había perdido los dos primeros partidos de la liguilla de Champions League.

Tres minutos le duró el bálsamo a Koeman, que torció el gesto por primera vez con el tanto de Darwin Núñez. El delantero uruguayo del Benfica jugaba a su antojo con la defensa azulgrana: tiró una bicicleta, se marchó de Eric García y anotó ante la mirada de un incapaz Sergi Roberto. Los portugueses celebraban y los fantasmas sobrevolaban por la cabeza del Barcelona que regresaba con mal pie a un estadio, Da Luz, que la última vez que pisó se llevó el ya histórico (y premonitorio) 2-8 que le endosó el otro rival del grupo E, el Bayern de Múnich.

Mucho ha cambiado desde entonces, ni Messi, ni Suárez, ni Griezmann visten la camiseta blaugrana y los actuales líderes del Barcelona, por aquel entonces, o no estaban en la plantilla o formaban parte del filial. Uno de ellos, Pedri, que volvía de lesión, dio el primer toque de calidad para el conjunto catalán con un pase estratosférico que desaprovecharon los De Jong: Frenkie no se atrevió a disparar y Luuk no aprovechó el pase de su tocayo. El holandés estuvo blando con el portero ya batido. La otra nueva estrella del Barça también lo intentó, pero Memphis Depay no acertaba ante Vlachodimos.

Los problemas de Koeman no cesaron pese a que sus jugadores despertaban pero no reaccionaban. Y es que desde el banquillo vio como Piqué rozó la expulsión por doble amarilla pero el italiano Orsato perdonó su falta a Rafa Silva. Sin embargo, el técnico holandés fue quien confirmó que esa falta era merecedora de una mayor sanción porque le sustituyó a la media hora de partido. Gavi entró por él.

La caraja inicial de la primera parte se trasladó al comienzo de la segunda con varios avisos de Darwin Núñez. El uruguayo dejaba a la vista las heridas del Barcelona que habían recolocado la defensa retrasando a Frenkie de Jong a la posición que ocupaba de inicio Piqué. Con una defensa desmontada, la lupa se puso ante Ter Stegen que salió sin fortuna a despejar una pelota a veinte metros y que cerca estuvo de ser el segundo de Darwin si no llega a ser por el poste: disparó escorado sin portero.

La —esperada y ansiada— entrada de Ansu Fati vino precedida de una cómica jugada que no consiguió rematar bien Luuk de Jong. El Barcelona tiró de estrategia con una falta que acabó con el delantero holandés intentado marcar con un escorzo extraño y chocándose con el palo. Pero lo peor para los azulgrana fue lo que vino después. Mientras Ansu Fati, Nico y Coutinho se colocaban sobre el césped de Lisboa, los locales les cazaban en un renuncio para hacer el segundo. Rafa Silva celebraba. 

Koeman, y gran parte de la afición culé, esperó demasiado al espíritu Ansu Fati, pero cuando apenas llevaba un minuto sobre el campo, el Barça ya perdía de dos goles. Una mano de Dest dentro del área confirmó el descalabro catalán con un penalti que anotó Darwin Núñez confundiendo por completo al guardameta alemán Ter Stegen. La expulsión de Eric García por doble amarilla fue la guinda de uno de los peores arranques de la historia del Barcelona en Champions League que se vuelve a la Ciudad Condal con un 6-0 global si sumamos la goleada del Bayern y que complica su continuidad en Europa.

Los goles

En el minuto 3, Darwin Núñez hace el primer gol del Benfica tras una gran jugada dentro del área.

En el minuto 69, Rafa Silva aprovecha un rechace tras una pared con Joao Mario para anotar el segundo tanto de los portugueses.

En el minuto 79, Darwin Núñez marca de penalti la sentencia del Benfica.

La polémica

El colegiado italiano Orsato perdona la segunda amarilla a Gerard Piqué que debió de ser expulsado por su falta ante Rafa Silva. Koeman decidió sustituirle a los pocos minutos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?