Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Envejecimiento población

Pascal Bruckner, filósofo: "El secreto de una vejez feliz es renunciar a la renuncia"

El popular ensayista francés reflexiona en 'Un instante eterno: filosofía de la longevidad' (Ediciones Siruela) sobre el envejecimiento en las sociedades occidentales y el papel del deseo en la vejez

El paso del tiempo es, probablemente, una de las cuestiones sobre las que más ha reflexionado la filosofía. La esperanza de vida no deja de aumentar desde hace décadas y la posibilidad de llegar a los 100 años de vida no es que no sea descabellada, sino que cada vez es más real. Para 2050 se espera que haya el doble de ancianos en el mundo que de niños y, en algunos países como Japón, ya se venden más pañales para adultos que para niños. La pregunta es cómo cambia nuestra trayectoria vital el hecho de vivir tantos años. Y cómo envejecer de la mejor manera posible. El filósofo francés Pascal Bruckner en Un instante eterno: filosofía de la longevidad’ (Ediciones Siruela) señala que lo que se ha prolongado no es la vida, sino la vejez. “La verdadera maravilla sería mantenernos a las puertas de la muerte con el estado y la apariencia de un adulto de 30 o 40 años, fresco y listo para sentarse para siempre en la edad que elijamos (…) Se vive más tiempo, pero se está enfermo mientras que la esperanza de vida con buena salud se estanca”, señala en el libro.

Este antiguo participante del Mayo del 68 francés destaca que el declive físico puede coexistir con la genialidad, pero que las sociedades no saben cómo aprovecharlo. “El cerebro es una especie de motor de combustión lenta al que hay que alimentar con energía, con información, con reflexiones y, salvo en los casos muy particulares y evidentes como el Parkinson, el Alzheimer o la demencia senil, el cerebro con 70 años puede ser mucho más abierto y mucho más eficaz que un cerebro de 30 o 40 años”, señala durante esta charla con Javier del Pino.

Con la prolongación de la vida jóvenes y mayores coexisten cada vez durante más años y, frecuentemente, existen problemas de traducción. Se palpa una suerte de guerra generacional latente a costa de temas como, por ejemplo, las pensiones, aunque Bruckner es muy tajante en esto: “No es normal que personas de más de 60 años se vayan de viaje, descansen y disfruten del ocio, mientras que sus hijos o sus nietos trabajan para pagar las jubilaciones de esas personas (…) Yo creo que de aquí a 10 años la edad de la jubilación será 70 años para todos, sencillamente porque Europa es un continente que envejece pero que envejece bien. Y eso es lo importante”.

Bruckner lo que no desea es descansar más de lo necesario. Dice que para eso ya está la muerte. Pero que mientras estemos vivos debemos mantenernos activos, tener proyectos. “Incluso una persona con 100 años hace proyectos de cara al mañana”. Lo cierto es que el momento de la jubilación puede generar ansiedad en algunas personas. Brucker dice que se condena a muchos a la maldición del ocio absoluto como forma de vida. “Lo de los chalecos amarillos es interesante porque muchos eran jubilados y prejubilados que se aburrían en su casa bebiendo cerveza, viendo la tele y que de golpe fueron movilizados”.

En el libro, el filósofo dedica un capítulo concreto a los amores tardíos y afirma que existen todavía muchos tabúes y prejuicios sobre la sexualidad de los mayores. “El deseo es lo que sostiene la vida. Y la sostiene más que nunca durante la vejez, en el momento en el que el cuerpo se debilita asediado por el abandono (…) si empezamos a renunciar a determinadas cosas diciendo que ya es muy tarde para mí, evidentemente, eso es una profecía autocumplida”.

Y nada mejor que conversar también con quienes saben mucho de envejecer, aunque lo vivan desde distintos prismas: Lolita con más de 80 años imparte un taller de danza española en Leganés; un grupo de cuatro amigas entre las que está Juana y María que conversan tranquilamente en el Hogar de Jubilado y Eoísa y Eloy que cerca de cumplir 100 años pasan sus días en los centros de día STIMA.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?