Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

Consumo

El precio exagerado

"Poco a poco perdió encanto el acto comprar. Antes necesitabas algo, o lo descubrías y te enamorabas de él, y en última instancia el precio decidía qué hacías, a menos que estuvieses desesperado. Si era razonable, casi siempre lo adquirías. Lo razonable, sin embargo, fue dando paso a lo exagerado".

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Entre todas las maneras de organizar el mundo, quizá la más práctica era la que dividía las cosas en baratas y caras. Si querías comprar algo, estudiabas el género, mirabas tres o cuatro veces la etiqueta del precio, y decías «esto sí» o «esto no». Entonces la vida parecía más fácil: cara o barata. Fin de la historia. Pero el mundo cambió rapidísimo: retiraron el viejo y pusieron uno nuevo delante de tus narices. Cuando ahora echas un vistazo a los precios, ya casi ninguno es barato. Poco a poco perdió encanto el acto comprar. Antes necesitabas algo, o lo descubrías y te enamorabas de él, y en última instancia el precio decidía qué hacías, a menos que estuvieses desesperado. Si era razonable, casi siempre lo adquirías. Lo razonable, sin embargo, fue dando paso a lo exagerado. Cada vez es más fácil adivinar el precio de las cosas: son caras, por lo general. Oyes decir «IPC» y ya sabes que esa historia acaba mal. En general, los precio producen ya solo un efecto: desmoralizarte. Cuando compras algo, porque lo necesitas o te gusta mucho, te lo quedas con cierta tristeza. Quizá el deseo perfecto para 2022 sea encontrar gangas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?