Un Libro Una HoraUn Libro Una Hora
Ocio y cultura
Un Libro Una Hora

'Persuasión', las dolorosas consecuencias de un consejo

Se trata de la única novela de Jane Austen que se desarrolla en el presente contemporáneo

'Persuasión', las dolorosas consecuencias de un consejo

'Persuasión', las dolorosas consecuencias de un consejo

52:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642769046727/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Jane Austen nació en 1775 en Steventon, Inglaterra y murió en 1817. Ocupa un lugar destacado en la historia de la literatura inglesa. Cultivó el gusto por el retrato íntimo y el estudio de la vida doméstica, apoyándose en un estilo depurado y en una indudable perfección técnica.

Es autora de seis novelas, 'Sentido y sensibilidad', 'Orgullo y prejuicio' -que ya os hemos narrado en 'Un libro una hora'-, 'Mansfield Park', 'Emma', 'La abadía de Northanger' y 'Persuasión'

Más información

Jane Austen empezó a escribir 'Persuasión' en 1815 y la terminó en agosto de 1816, pero se publicó póstumamente junto con 'La abadía de Northanger' en 1818. Es la única novela de Jane Austen que se desarrolla en el presente contemporáneo. Habla de la dificultad de comunicarse, del peligro de aconsejar, de los amores perdidos y de la posibilidad de volver a empezar.

La última novela acabada de Jane Austen

En 'Persuasión', su última novela acabada, escrita en un momento en que empezaba ya a notar los síntomas y el posible desenlace de su fatal enfermedad, Jane Austen describe las consecuencias de un compromiso roto. El temor a un noviazgo largo e indefinido aparece en la novela como un miedo real. Sin embargo, la separación de Anne Elliot y Frederick Wentworth simplemente sustituye un distanciamiento prolongado debido al largo compromiso. Ninguno de los dos ha encontrado un nuevo amor, pero al principio de la novela tampoco parecen creer en un posible renacimiento de sus antiguos sentimientos.

'Persuasión' establece (como 'Sentido y sensibilidad' y 'Orgullo y prejuicio') un debate intelectual y moral en su título, pero el complicado debate que insinúa se ha pasado por alto en gran medida. La naturaleza debatible de la persuasión ha pasado curiosamente inadvertida. 'Persuasión' comprende todos los debates en un único término. La persuasión es el objetivo de toda retórica. Es una energía de carácter dual, astuta como la serpiente, redentora como la conversión razonada. Es el arte de la seducción y del esclarecimiento a un mismo tiempo. Así pues, Austen y sus lectores eran conscientes de que la persuasión estaba plagada de peligros morales. Sin embargo, era también el arte fundamental de la comunicación.

'Persuasión' explora las dolorosas consecuencias de un consejo en apariencia sensato ofrecido por una buena amiga. En la novela, la palabra 'persuasión' aparece con frecuencia a través de la forma activa del verbo 'persuadir'. Persuadir significa adquirir poder sobre los otros, en ocasiones con delicadeza y por su bien, otras veces para obtener una satisfacción personal. Puede resultar difícil distinguir una intención de la otra. La persuasión tiene tanta relación con la propia conveniencia como con la acción noble. La propia Anne asume constantemente el papel de figura persuasiva, para conveniencia de otros.

El lector comparte la angustia de Anne, incluso desde su propio cuerpo

Entre el ajetreo de encuentros, familiares y sociales, el lector se encuentra limitado al alcance de la vida de Anne, incluso de su propio cuerpo. Cuando mira hacia abajo, la escena se nos describe únicamente mediante sonidos; cuando dirige la vista al suelo, vemos solo lo que queda dentro de su campo de visión. En las primeras escenas de encuentros su experiencia nos llega por completo a través de su mirada abatida.

El lector oye, no ve. El hecho de situarnos dentro de Anne hace que compartamos su angustia. Anne es la sutil conciencia de la novela. Gran parte de la novela está escrita en estilo indirecto libre, de modo que a menudo resulta imposible distinguir la pura narración de todo aquello que se genera a partir de las inquietudes de Anne.

'Persuasión' trata sobre un regreso anhelado e imposible. Es, en ese sentido, una historia de fantasmas, y Frederick Wentworth representa la figura fantasmal. Se puede cerrar el espacio creado por la pérdida, se pueden recuperar la juventud y la belleza y puede reavivarse el cariño olvidado.

La obra es a la vez doméstica y asombrosa, y ofrece a Anne y al lector un alivio paradisíaco. Entre la comedia dinámica, el ingenio y el dibujo de los personajes fluye una inconfundible corriente de necesidad. En su vida, Jane Austen conoció las rupturas de compromisos y los romances divididos, pero la muerte fue la culpable de la separación. Jane amó y fue amada por un joven clérigo que falleció. No se casó. Estos traumas reales constituyen la base sobre la que se sustenta la composición de la obra. En la ficción, los muertos regresan a la vida.

Este artículo contiene varios fragmentos de la introducción de Gillian Beer a la edición de Penguin Clásicos

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad