Domingo, 03 de Julio de 2022

Otras localidades

Gorka Palacios, jefe militar de ETA

Gorka Palacios Alday, de 29 años, está considerado por la policía como el jefe de los comandos de ETA, responsabilidad en la que sustituyó al recientemente detenido Ibón Fernández Iradi.

Palacios Alday, nacido en Barakaldo el 17 de octubre de 1974, tenía su residencia en Durango de donde huyó el 17 de julio de 1997 después de que la explosión accidental de una granada pusiera al descubierto un piso franco utilizado por un comando de ETA denominado Larrano al que supuestamente pertenecía.

Tras la explosión, la Ertzaintza detuvo a Irantzu Zabala Bilbao, novia de Palacios. En el piso, que había sido alquilado por el propio Palacios, la Ertzaintza localizó un polvorín con decenas de kilogramos de explosivo, granadas anticarro y una bomba lapa ya preparada para ser instalada.

La policía considera a Palacios Alday integrante del comando Larrano de ETA, que perpetró la campaña de verano de la banda en 1996 y colocó explosivos en las localidades de Málaga, Almuñecar, Granada y Jaén. Asimismo, se le imputan los atentados con explosivos contra una oficina de trabajo temporal de Mondragón, en noviembre de 1996; dos atentados frustrados con granadas contra el juzgado de Durango, en marzo de 1997, y contra instalaciones de EITB y de la Ertzaintza en Iurreta, en abril de ese mismo año, y la colocación de un artefacto en una torreta de alta tensión en la localidad vizcaina de Abadiño.

MIEMBRO DEL COMANDO DONOSTI

Palacios tiene también causa abierta en la Audiencia Nacional por la colocación de un explosivo en 1996 en un cajero de la BBK de Ermua, que no llegó a estallar al ser desactivado por la policía. Un año después de su fuga, a finales de 1998, se incorporó al comando Donosti junto con Jon Rubenach y José Luis Geresta. Los tres compartieron un piso franco en Andoain, hasta que Geresta desapareció de la casa y se suicidó, en marzo de 1999. Esta etapa coincidió con la tregua de ETA, por lo que el comando no llevó a cabo ningún atentado.

En mayo de 1999 se incorporó, presuntamente, al comando Madrid, donde permaneció hasta julio del año siguiente. En esta etapa está acusado de estar implicado en el asesinato del teniente coronel Jesús Blanco, el 21 de enero de 2000, atentado que supuso la ruptura de la tregua de ETA. Tras regresar a Francia se incorporó a las estructuras de la organización terrorista en este país.

ASCENSO EN LA CÚPULA ETARRA

La captura de diferentes responsables del aparato militar de ETA le había convertido en el jefe de los comandos de la banda, responsabilidad compartida con Fernández Iradi, detenido la pasada semana. El nombre de Palacios Alday fue vinculado con el asesinato del concejal del PP de Málaga, Martín Carpena, aunque este extremo se reveló que era falso: dos miembros del comando que perpetró el atentado, Igor Solana y Harriet Iragi, no mencionaron en sus declaraciones que Palacios formara parte del grupo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?