Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

Prisión para dos de los miembros de la familia detenida por el 11-M

Muy relacionados con su tío, el que posiblemente reivindicó los atentados

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha decretado el ingreso en prisión incondicional para Brahim y Mohamed Moussaten, dos de los cuatro miembros de la misma familia que fueron detenidos esta misma semana. Se les imputa un delito de colaboración con banda armada. Brahim y Youssef están muy vinculados con su tío, Youssef Belhadj, a quien se detuvo en Bélgica y probablemente sea el terrorista que reivindicó el 11-M en nombre de Al Qaeda en el vídeo que se halló en las inmediaciones de la mezquita de la M-30 en Madrid.

Del Olmo tomó la decisión de enviar a prisión a Brahim y Mohamed ya en la madrugada del viernes. Las declaraciones se alargaron bastante, ya que el juez incluso sometió a uno de los hermanos a un careo con otro imputado por los atentados de Madrid, Ibrahim Afalah. Según fuentes jurídicas, los dos hermanos están estrechamente vinculados con Youssef Belhadj, a quien seguían en el adoctrinamiento que éste realizaba sobre la jihad o guerra santa.

Ibrahim Afalah, hermano de uno de los huidos tras la inmolación de siete de los terroristas autores del 11-M, se puso en contacto con los hermanos Moussaten a petición de ese hermano, Mohamed. El objetivo era que le facilitaran teléfonos en los que se pudiera localizar a Belhadj en Bélgica, con quien los Moussaten hablaban frecuentemente.

Belhadj permanece detenido en Bèlgica, junto con su hermano Mimoun, desde marzo del año pasado, por su vinculación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM). Aunque Youssef quedó en libertad, volvió a ser detenido a petición del juez Del Olmo. Ibrahim Afalah, por su parte, quedó en libertad el pasado 15 de abril.

Los padres, en libertad

Las detenciones se produjeron el pasado martes en la localidad madrileña de Leganès. Además de Brahim y Mohamed, fueron detenidos Allal Moussaten y Safia Belhadj, los padres de los dos encarcelados. Estos dos quedaron en libertad tras prestar declaración ante Del Olmo. El careo al que sometió el juez a Mohamed fue, precisamente, con Ibrahim Afalah, para saber quién era más firme en sus declaraciones sobre los telèfonos de contacto de Belhadj.

Este llegó a España un mes antes de la matanza de Madrid y se alojó con sus sobrinos en la casa que la familia Moussaten tiene en Leganès. Poco antes de los atentados, se marchó. Se cree que Belhadj puede ser el portavoz de Al Qaeda en Europa en cuyo nombre se reivindicaron los atentados de Madrid, e incluso si es la persona que aparece en el vídeo que se halló en una papelera cerca de la mezquita de la M-30, en Madrid, en el que se reclamaba la autoría de esta acción terrorista.

Esta semana se produjeron dos detenciones más con respecto a los atentados del 11-M. Se trata de Rachid Bendouda, alias 'Rachid el Gordo', y Mohamed Kaddur. El juez Del Olmo les interrogará el próximo lunes. Ambos se reunieron la víspera de los atentados con Abdennabi Kounjaa, uno de esos siete terroristas que se inmolaron el 3 de abril del pasado año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?