Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

'El Chino' no aguantó la mirada de su hermano al relatarle la masacre de Madrid

Según el inspector de la Unidad Central de Información que investigó a los implicados

El inspector de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) del Cuerpo Nacional de Policía, identificado como el agente número 84.128, ha señalado en la undécima sesión del juicio por el 11-M que El Chino, el supuesto líder de la célula que se suicidó en Leganés, no aguantó la mirada de su hermano mayor cuando justificó ante su familia la masacre que había cometido.

El agente, que estuvo presente en los interrogatorios a los sospechosos, ha señalado que el jefe de los suicidas, Jamal Admidan, El Chino, justicó haber matado a 191 personas en Madrid por las muertes diarias en Irak.

Según el policía, el hermano pequeño de Admidan, Youssef, le contó que El Chino "fue incapaz de aguantar la mirada de su hermano mayor [Mustafa]". Éste le reprendió por haber asesinado a 191 personas "en una ciudad en la que estaban acogidos y a la que habían venido a trabajar" pero El Chino respondió que "200 personas morían a diario en Irak y Palestina sin que a nadie le importara".

Este miembro de la UCIE conoce bien todos los expedientes personales de los presuntos implicados en los atentados, tal y como ha demostrado en la sesión de hoy. Ha afirmado que Sarhane Ben Abdelmajid, El Tunecino, era un "islamista de nivel", que causaba miedo por su "extremismo exagerado".

"La gran faena"

En la segunda parte de su declaración el inspector lamentó que "la gran faena es que siempre fuimos un paso por detrás de ellos", en alusión a los terroristas. A preguntas de los abogados de la acusación, el policía ahondó en las pruebas y los indicios que les llevaron a concretar que los atentados eran de corte islamista.

El lamento del inspector de la UCIE se centra en que tenían conocimiento de las ideas radicales de El Tunecino pero no adivinaron lo que iba a cometer. Además, relató que su unidad llegó al piso de Leganés al recibir el aviso de otros compañeros, pero llegaron "tarde y explotó la casa".

Además, este tercer testigo, al término de su declaración, aseguró que Mohamed Afalah, otro de los presuntos autores del 11-M que logró escapar del cerco de Leganés el 3 de abril de 2004, murió en en un atentado terrorista en Irak entre el 12 y 19 de mayo de 2005.

Por la tarde, un analista del Real Instituto Elcano ha revelado un documento en árabe en el que se proponían "golpes dolorosos" contra España para derrocar al Gobierno y provocar la salida de las tropas de Irak. Este testigo descubrió el documento después del atentado.

Agente UCIE: "'El Chino' justicó el 11-M por los muertos diarios en Irak y Palestina"

Uno de los agentes que declara en el juicio del 11-M describe a El Chino como un "islamista de nivel"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?