Ciencia y tecnología

En julio, las llamadas de móvil desde otros países europeos costarán la mitad

La comisara de Telecomunicaciones de la UE anuncia que el precio de la llamada saliente en itinerancia será de 0,50 euros

Berlín

Los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea (UE) alcanzaron hoy un principio de acuerdo para reducir a partir de julio las tarifas de las llamadas de itinerancia (roaming), aquellas que se hacen con el móvil en países distintos al de origen. El principio de acuerdo prevé poner un techo a estas tarifas, que será de 0,50 euros por minuto para las llamadas salientes, mientras que ahora se paga un euro o más.

Más información

La comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, ha anunciado el principio de acuerdo en la feria tecnológica Cebit, que se celebra esta semana en la ciudad alemana de Hannover. Reding, que se ha reunido en Hannover con los ministros de Telecomunicaciones de los Veintisiete, no excluye la posibilidad de que se logren establecer tarifas aún más ventajosas, mientras que el techo para las llamadas entrantes el será previsiblemente de 0,25 euros.

La propuesta de poner un techo a las tarifas de las llamadas por telefonía móvil en la UE había salido de la Comisión Europea, y aunque el plan había recibido el apoyo de los ministros, todavía no había consenso sobre cuál debía ser ese límite. La idea que barajaba la CE era establecer un techo de 0,44 euros por minuto para las llamadas desde afuera al país en el que se tiene contratado el móvil y de 0,15 euros para las llamadas entrantes.

Este principio de acuerdo, que sigue la propuesta de la presidencia de turno alemana de la UE, deberá ser aprobado por el Parlamento Europeo y decidido por el Consejo de Ministros competente en junio. Se calcula que alrededor de un seis por ciento del volumen de facturación de la telefonía móvil corresponde a las tarifas "roaming" y que alrededor de un tercio usa su celular cuando está en el extranjero.

Un seis por ciento de la facturación total

Durante su visita a la Cebit, Reding se informó además sobre la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID, en sus siglas en inglés) y aseguró que la Comisión Europea no tiene previsto de momento crear un marco regulador, sino que apuesta por que sea la propia industria la que busque reglas.

Reding propuso que en 2008 se analice si la industria ha creado los reglamentos necesarios y, en el caso de que no lo hubiera hecho, estudiar la posibilidad de crear un marco legal. "Creo que deberíamos pecar de poca regulación en esta área y no de sobre-regulación", dijo Reding.

El sistema de RFID se puede aplicar en el comercio, en sustitución del código de barras, pero también en otras áreas donde se quiere identificar y hacer seguimiento de un producto, como en todo lo relacionado con el sector logístico.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00