Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Confirman un segundo caso de fiebre aftosa en la zona donde se registró el primero

Se ha llevado a cabo un segundo sacrificio de cincuenta cabezas de ganado

Las pruebas realizadas a una segunda ganadería de vacas en el sur de Inglaterra han confirmado un nuevo caso de fiebre aftosa, según ha informado hoy la ministra de Medio Ambiente, Hilary Benn. De este modo, se incrementan los miedos a una propagación del virus. Los análisis fueron realizados en una ganadería de 50 cabezas de vacuno ayer por la tarde. La veterinaria asesora del Gobierno, Debby Reynolds, dio esta noche la orden de sacrificar a estas 50 cabezas de ganado "tan pronto como sea posible".

Reynolds explicó que se había encontrado algo "sospechoso" en esos animales y que se procedería a su matanza "para minimizar cualquier probabilidad de propagación". Las reses mostraron síntomas clínicos dentro de la zona de protección de tres kilómetros de radio establecida por el Gobierno con miras a evitar que se repita la epizootia del 2001, que causó estragos en el país.

Además de ese área protegida, se había delimitado otra zona de vigilancia de diez kilómetros alrededor de la explotación ganadera afectada. Los signos de anomalías en el ganado se detectaron por los veterinarios de Animal Health mientras realizaban una de las visitas regulares a las granjas situadas dentro de las áreas aisladas.

La veterinaria asesora instó a todos los cuidadores de animales a "permanecer vigilantes para detectar signos de la enfermedad". Los expertos han recogido muestras de los animales afectados en este segundo caso de posible fiebre para analizarlas en un laboratorio y confirmar así si se trata de ese mal.

La enfermedad se puede transmitir por varias vías

"La enfermedad puede ser transmitida por el agua, por el aire o por cualquier otro contacto directo. No deberíamos prejuzgar el resultado de la investigación", indicó Reynolds.

Otra de las medidas adoptadas por el Gobierno para evitar la extensión del virus fue prohibir el transporte de animales en todo el país y suspender las exportaciones de ganado y productos animales.

Hasta ahora, se habían sacrificado alrededor de 120 vacas, tanto de la granja afectada como de otras próximas como medida de precaución.

La aftosa es una enfermedad viral muy contagiosa para los animales que se caracteriza por la formación de ulceraciones en los morros y las pezuñas, pero que no supone un peligro para la salud pública.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?