Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Zapatero: "En ningún país europeo se ha aprobado un plan tan ambicioso como el nuestro"

El presidente del Gobierno ha asegurado que superará la situación económica "sin incumplir ninguno de los compromisos sociales contraídos"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado convencido de que, pese a la "claramente adversa" coyuntura económica actual, "sabremos hacer recuperar la economía y el empleo, sin incumplir ninguno de los compromisos de política social contraídos con los ciudadanos". Zapatero ha asegurado que siguen las medidas de otros países europeos para analizar su utilidad y "en ninguno se ha aprobado un plan tan ambicioso como el nuestro".

En su comparecencia extraordinaria en el pleno del Congreso para analizar la situación económica, Zapatero ha insistido en descartar que la economía española llegue a una recesión o un estancamiento, si bien registrará en los próximos meses un "crecimiento debilitado". El jefe del Ejecutivo reconoció que la coyuntura económica es "ciertamente difícil y complicada", tanto en España como en el entorno internacional, lo que está afectando a "buena parte" de los ciudadanos".

No obstante, subrayó que el Gobierno "asume su responsabilidad" ante esta situación, y añadió que tiene "plena confianza en las posibilidades de la economía española para superar estos tiempos difíciles", que afronta "en las mejores condiciones de partida" tras los años de fuerte crecimiento.

Circunstancias adversas en un plazo "breve"

Citó algunas de las cifras que "ilustran" el deterioro económico, como el encarecimiento del petróleo y las materias primas, que han hecho elevarse la inflación a máximos históricos, o la subida del euribor -índice hipotecario de referencia-, que ha alcanzado el 5,4 por ciento, a lo que se une la restricción del crédito provocada por la crisis financiera internacional. Además, recordó que todos estos datos han llegado en un plazo "relativamente breve", lo que "acentúa" la sensación de deterioro.

Tres bloques de medidas

El presidente del Gobierno ha dividido las medidas que se están llevando a cabo en tres apartados: 1-Las que destinadas a paliar las consecuencias en las familias de la subida de los precios y los tipos de interés. 2-Apoyar a las empresas y sectores productivos más afectados. 3-Acelerar el patrón de crecimiento mediante reformas en sectores claros de nuestro crecimiento.

Mejor que otros países

Zapatero ha aseverado que la situación económica se solventará mejor "gracias al superávit acumulado" y ha querido comparar la situación española con la del resto de países europeos: "Francia tiene un déficit del 2,7% y una deuda del 64% del PIB. Alemania tiene equilibrio y una deuda del 65% del PIB, Italia, un déficit del 1,9% y una deuda del 104% del PIB, mientras que España cuenta con un superávit del 2,2% y una deuda del 36% del PIB".

Tras recordar estos datos, Zapatero ha lanzado al hemiciclo la siguiente pregunta: "¿Qué harían y qué dirían si tuviéramos que soportar una situación como ésta con una deuda como la de 2004?".

El plan más ambicioso

El presidente del Gobierno ha terminado su discurso, de casi una hora, asegurando que en ningún país europeo se ha aprobado un plan "tan ambicioso como el nuestro", con "47 medidas ya adoptadas y la movilización de más de 65.000 millones de euros" y ha querido recordar que, pese a la situación, "el diálogo social con representantes de trabajo y empresarios será elemento de nuestra política económica y social y el Gobierno no va a incumplir ninguno de los compromisos de política social contraídos con los ciudadanos".

RAJOY: "Usted ha venido a rastras"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha comenzado su discurso agradeciendo con ironía la presencia del presidente, "que ha venido a regañadientes y prácticamente a rastras" a dar explicaciones. Rajoy ha repetido los malos datos económicos: la balanza exterior, el Euríbor. "Tenemos un crecimiento estancado, la inflación está descontrolada, el déficit exterior sigue imparable". "Los ciudadanos perciben que hay crisis, las ventas de automóviles han caído un 30% en junio. "No es una crisis que afecta sólo a la construcción, como se empeña en decir el Gobierno". Además, ha criticado la falta de claridad de Zapatero a la hora de hablar de crisis: "Se ha pasado de hablar de un crecimiento leve a una situación claramente adversa".

Acto seguido, Rajoy ha dicho sobre las medidas anunciadas por Zapatero que no servirán de nada. "Cada día dicen una cosa y no se ponen de acuerdo", ha dicho Rajoy sobre los datos de crecimiento previstos por el Ejecutivo. "Déjese de vaguedades y diga algo en concreto, explique los datos reales y después dirá qué medios va a aplicar", ha enfatizado Rajoy, para quien se necesita liberalización económica, ahorro presupuestarios y reformas laborales. "No predique austeridad a la vez crea un ministerio de dudosa utilidad", ha dicho en alusión al Ministerio de Igualdad.

El líder del principal partido de la oposición ha instado a Zapatero a que abandone los eufemismos y que olvide "engaños y disimulos" porque se ha comportado "como un médico que oculta la verdad al paciente". Si el presidente actúa como pide Rajoy, se saldrá de la crisis. Rajoy ha mostrado a la cámara unos folios, "un paquete de medidas razonables que le hace la oposición".

Rajoy se ha mostrado dispuesto a ofrecer la ayuda del PP, pero siempre que el presidente "se arme de coraje, reconozca la gravedad de la crisis y concrete sus dimensiones para que sea posible aplicar los remedios adecuados".

Los coros a Rajoy

A mitad del discurso de Mariano Rajoy, el presidente del PP lanzó una serie de preguntas al hemiciclo del tipo "¿Quién nos llamó antipatriotas por alertar de la crisis", a lo que los parlamentarios populares respondían al unísono: "¡Zapatero!". El líder popular repitió esta fórmula varias veces mientras los miembros de su partido le hacían los coros.

Zapatero continúa sin hablar de crisis y Rajoy le ataca

El presidente del Gobierno ha vuelta a evitar la palabra crisis en este Congreso destinado a debatir la situación económica del país. Zapatero se ha referido a la "claramente adversa coyuntura económica", a un "crecimiento debilitado" o a una coyuntura económica "ciertamente difícil y complicada".Por su parte, Mariano Rajoy le ha exigido a Zapatero que se deje de circunloquios y llame a las cosas por su nombre: "Salga ya de ese pantano de los eufemismos y las vaguedades, necesita usted mucha claridad porque va a necesitar mucha ayuda. Esta empresa no la puede acometer usted solo, necesitará mucha colaboración, pero no podrá obtenerla sin poner las cartas sobre la mesa. Con engaños y con disimulos no, las cartas sobre la mesa: las del análisis, las de las previsiones y las de las medidas inevitables".

Solbes: "El problema del petroleo es inevitable"

Los coros a Mariano Rajoy

Pizarro: "Quiero desintoxicarme un poquito de economía"

Solbes garantiza que no habrá recortes sociales

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?