Domingo, 04 de Diciembre de 2022

Otras localidades

Wall Street no recibe bien el rescate de AIG

Las 35 firmas más grandes de España ganan cerca de 30.000 millones en el primer semestre. -Inditex mejora un 3% sus resultados pese a la desaceleración del consumo

El Gobierno estadounidense ha optado hoy por nacionalizar American International Group (AIG), la mayor aseguradora del mundo, al borde de la quiebra, para evitar que su derrumbe arrastre a todo el sistema financiero. La Reserva Federal estadounidense (Fed) ha anunciado mediante un comunicado (en inglés) un acuerdo sin precedentes en la historia del organismo para entregarle un préstamo de 85.000 millones de dólares (60.000 millones de euros) a la compañía y hacerse a cambio con el 80% de sus activos.

Pese al rescate de la autoridad monetaria norteamericana, Wall Street abrió su jornada a la baja y siguió a las 18.00 hora peninsular con un descenso del índice Dow Jones de un 2,92%, en un escenario en que precisamente AIG perdía más de un 40%. En lo que va de año, los títulos de esta aseguradora han perdido un 91,83% de su valor, con respecto a los 58,30 dólares que valía su acción a finales de 2007. AIG, con 1,5 billones de dólares en activos, opera en más de un centenar de países y su plantilla supera los 116.000 empleados.

En Europa, las bolsas se han resentido desde la apertura de los mercados en Nueva York. Buen ejemplo de ello es el Ibex, que después de ir todo el día cerca de los beneficios, ha cerrado con unas pérdidas del 2,29% y se ha quedado en 10.661 puntos, mínimo desde enero de 2006. El sector bancario es el más afectado, con el Santander y Banesto bajando algo más del 5% y el BBVA el 4%. Algo similar ha ocurrido con el CAC parisino (- 1,54%) y el Eurotop 100 (-1,51%). El FTSE londinense, pendiente de los rumores de compra de HBSO por parte de Lloyds, ha perdido un 1,50%.

Rescate mediante un préstamo

La operación, que se produce después de que el Gobierno acudiese al rescate hace dos semanas de las sociedades hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae , ha evitado la mayor bancarrota producida nunca en una compañía. La Casa Blanca no ha dudado en dar su apoyo al acuerdo anunciado por la Reserva Federal. El presidente George W. Bush considera que "este paso se ha dado para promover la estabilidad de los mercados financieros y limitar el daño en las economías del resto del mundo", ha indicado un portavoz.

Según el comunicado remitido por la Fed, el préstamo durará dos años,durante los cuales el Gobierno estadounidense recibirá el 79,9% de laparticipación neta en AIG y tendrá el derecho de vetar el pago dedividendos a los accionistas principales dentro de su negocio. Laoperación ha obtenido el total apoyo del Departamento del Tesoro. Comoparte del trato, la aseguradora se comprometería a hacer limpieza ydesprenderse de algunos activos para hacerse con capital cuanto antes.

"Hemosdeterminado que, dadas las circunstancias, la problemática quiebra deAIG podía añadirse a la ya preocupante fragilidad financiera de losmercados y derivar en costes de préstamos aún mayores, reducir el valordel Mercado inmobiliario y debilitar la economía", señala el bancocentral en la nota.

En cuanto al impacto de la medida en España, cabe recordar que AIG, que llegó al país en 1954, sólo tiene una cuota de mercado del 0,24% en España y un volumen de primas a junio de 74,78 millones de euros, frente a los 135.197 millones de euros de todo el sector asegurador, según datos de de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), que reflejan asimismo que la compañía estadounidense ocupa el puesto número 50 en el ránking de los grupos aseguradores españoles. The New York Times ha calificado la operación como "la más radical del organismo en un negocio privado".

Un giro en la actitud de la Fed

La posibilidad de que las conversaciones para salvarla de la quiebra prosperasen se había debilitado en las últimas horas. JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Morgan Stanley se habían mostrado pesimistas, informaba el periódico estadounidense, sobre llegar a un acuerdo definitivo.

Este movimiento supone un giro para el banco central estadounidense, que en los últimos días había negado la posibilidad de aportar un préstamo de emergencia a AIG o cualquier tipo de intervención que evitase su derrumbe. De hecho, el lunes pasado, el Gobierno decidió no ofrecer ayuda financiera a Lehman Brothers, permitiendo que el cuarto banco de inversiones del mundo se declarase en quiebra.

Henry Paulson, secretario del Tesoro de EEUU: "Estamos trabajando para atajar las inquietudes del mercado"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?