Miércoles, 01 de Febrero de 2023

Otras localidades

Mitos y verdades de Jesús de Nazaret: el que no fundó una Iglesia

¿Sabías que Jesús no planificó la creación de una religión nueva? ¿Sabías que en las primeras comunidades cristianas surgió el concepto de organización?

Jesús de Nazaret fue un predicador que trasmitió un mensaje de esperanza en un momento en que el pueblo judío sufría el asedio de Roma, en el que los campesinos de Galilea, alejados de las ciudades, debían pagar altos impuestos con la producción de sus campos para financiar el Imperio.

En las ciudades como Tiberíades, Cesarea del Mar o Jerusalén, vívían las familias judías aristocráticas que habían acomodado su situación para servir "al César y a Dios". De esta manera, muchas familias eran las que administraban la producción de los campesinos pagando céntimos a los productores primarios y almacenando la producción para negociar mejores precios. Además, algunas de ellas estaban vinculadas al cobro de los impuestos.

Jesús de Nazaret evitó las ciudades donde su mensaje podía provocar que lo condenaran a muerte, y se dirigió a los más pobres. El eje de su mensaje era: "el reino de Dios está entre nosotros" y para transmitirlo utilizaba las parábolas.

Los historiadores dan fiabilidad a que sus discípulos fueron enviados por él, pero no hay datos que afirmen que éstos predicaran. Probablemente, se limitaban a invitar a la gente a escuchar a Jesús.

El libro del sacerdote jesuita José Antonio Pagola, Jesús, aproximación histórica, asegura que "Jesús ni pudo ni quiso poner en marcha una institución fuerte y bien organizada, sino un movimiento curador que fuera transformando el mundo en una actitud de servicio y amor".

Jesús, como líder, no tenía casa, no tenía donde dormir, vivía de la caridad de las personas que lo escucharan en cada pueblo, por eso siempre se habla de cenas en las que era invitado. Los historiadores no descartan que él y sus seguidores pasaran hambre en algunas ocasiones.

Ni en los evangelios canónicos o los apócrifos, y en sus puntos de coincidencia hay alusión a la creación de la Iglesia. La frase atribuida a Jesús: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" es una composición cristiana posterior.

Es real que Pedro fue el primer líder de los cristianos tras la muerte de Jesús, y al igual que su maestro, su fin fue predicar la llegada del reino de Dios a Israel, para recuperar la esencia misma del judaísmo, pero visto desde una nueva perspectiva.

A poco de la muerte de Jesús y tras la conversión de Pablo de Tarso, surgieron las primeras diferencias, porque Pedro insistía en el mensaje hacia el pueblo judío y a su conversión, mientras que Pablo promovía una conversión más universal, que llegara a otros pueblos.

Es por eso que en las primeras comunidades, cuando el 'movimiento' impulsado por Jesús empieza a organizarse como una 'institución', surgen cambios en las interpretaciones que no responden al rigor histórico.

Flavio Josefo se refiere a Jesús como un maestro que tuvo muchos seguidores y que fue reconocido por la gente de su tiempo. Algunos expertos han cuestionado a este historiador pues se dice que en la Edad Media, su libro Antigüedades de los judíos fue manipulado por sectores de la Iglesia, sin embargo, la recuperación de copias de sus libros escritas en sirio, han permitido reconstruir la obra original, donde efectivamente el historiador hace menciones concretas a la vida de Jesús, la muerte de Juan Bautista y la muerte a pedradas de Santiago, el hermano de Jesús.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?