Lunes, 18 de Octubre de 2021

Otras localidades

Yak-42

Federico Trillo: "Tengo que respetar la sentencia pero no compartirla"

El ex ministro de Defensa vuelve a exculparse de los errores tras el accidente del Yak 42, reitera sus condolencias a las familias y pide respeto para los militares envueltos en el caso

"Tengo que respetar la sentencia pero no compartirla, más cuando no es firme". Es la frase que mejor resume la declaración leída que el ex ministro de Defensa, Federico Trillo, ha ofrecido ante los medios de comunicación este martes, una hora después de que se conociera la sentencia del caso Yak 42.

Trillo ha afirmado que "en ningún momento" tuvo conocimiento de los errores cometidos en las identificaciones de los cadáveres de los 62 fallecidos en el accidente del Yakovlev, ocurrido en mayo de 2003, y sólo ha escuchado hablar de ello "muchos meses después".

Trillo ha expresado en una comparecencia desde la madrileña sede del PP, en la que no ha admitido preguntas de los periodistas, su "respeto" hacia la sentencia, aunque se ha mostrado convencido de que los médicos que trabajaron en las identificaciones actuaron "de buena fe en todo momento" y ha lamentado que "no lo ha entendido así la Audiencia Nacional".

Además, ha asegurado que cuando tuvo conocimiento de los errores en las identificaciones ofreció públicamente sus "más sinceras disculpas a las familias". "Lo hice entonces y lo reitero hoy de todo corazón", ha asegurado.

Rajoy guarda silencio

En los pasillos del Congreso, los periodistas han pedido al líder del los populares, Mariano Rajoy, que valorase la sentencia, sin embargo éste ha permanecido en silencio.

Texto íntegro del comunicado leído por Federico Trillo

"Se acaba de conocer la sentencia de la Audiencia Nacional sobre los 30 errores en las identificaciones de los 62 militares españoles fallecidos en el accidente del Yak 42.

Durante el desarrollo de la vista oral he guardado silencio por respeto a la Justicia, para no producir ni la menor interferencia en la culminación de un largo proceso de más de cinco años, y máxime cuando el Tribunal no consideró necesario ni mi testimonio ni el de mis colaboradores civiles.

Me impuse ese silencio frente a quienes, por el contrario, se han esforzado con contumacia en imputarme responsabilidades en un juicio paralelo en el que previamente ya me habían condenado.

Hoy, cuando la Justicia se ha pronunciado, y aun cuando la Sentencia no sea firme, me parece mi deber romper ese silencio.

Primero. En primer lugar para reiterar, una vez más, mi respeto, mi reconocimiento y mi homenaje a las victimas del accidente: a todos y cada uno de los sesenta y dos militares que regresaban a España tras desempeñar ejemplarmente una misión internacional. Su memoria, como la de todos los militares que dieron su vida por España en el cumplimiento de su deber durante mi mandato, me acompañará siempre.

Segundo. Desde primera hora de aquel trágico 26 de mayo de 2003, la atención de las familias de las víctimas fue la primera y principal preocupación de todo el Departamento de Defensa. Consideré mi deber viajar yo mismo a Trabzón acompañado de los mandos militares y de un equipo de médicos, también militares, para colaborar con las autoridades turcas sobre el terreno en el esclarecimiento de las causas del accidente y en la repatriación de los cadáveres de los sesenta y dos militares españoles.

Los tres Jefes de Estado Mayor y el General Director de mi Gabinete Militar, quedaron encargados de contactar personalmente con todas las familias y, tras notificarles nuestro pesar por la tragedia, ponernos absolutamente a su disposición.

Pusimos todo nuestro empeño en organizar el retorno y los funerales con la máxima dignidad, sin que en ningún momento -como se ha afirmado falsamente- tuviéramos ninguna noticia sobre errores en las identificaciones, que solo empezaron a cuestionarse muchos meses después.

Desde el primer momento, creamos una Oficina de Atención a las Familias y me dirigí por escrito a todas ellas, teniendo la oportunidad de recibir también a quienes lo solicitaron. La Comisión Internacional que investigó el accidente ratificó en sus conclusiones que la causa del mismo se debía a un error humano de los pilotos.

Tercero. Cuando, posteriormente, tuve conocimiento de los errores encontrados en las identificaciones, ofrecí públicamente, en el Congreso de los Diputados, mis más sinceras disculpas a las familias por ese nuevo sufrimiento añadido a su dolor, y la incertidumbre que ello les generaba. Lo hice entonces y lo reitero hoy de todo corazón.

Sostuve entonces que la actuación de quienes habían intervenido en la repatriación de los cuerpos, había sido de buena fe en todo momento. No lo ha entendido así la Audiencia Nacional. Tengo que respetar la Sentencia, pero no que compartirla, máxime cuando aún no es firme. Sigo pensando que los médicos militares actuaron al máximo de sus posibilidades y en circunstancias tan dramáticas como extraordinariamente difíciles. Y espero que pueda demostrarse en sucesivas instancias procesales.

Respeto la sentencia y pido también respeto a las personas. Para ellos, militares y compañeros al cabo, también está siendo este proceso enormemente doloroso y aflictivo. Es verdad que la justicia no podrá acabar con el dolor, pero respetarla será para todos nuestro mejor homenaje".

Bono sobre la sentencia del Yak: "Trillo tendrá mi protección genérica"

Trillo reitera el pedido de disculpas a todos los familiares

La comparecencia completa de Federico Trillo

Cardona: "Navarro es un delincuente"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?