Miércoles, 28 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Salgado dice que ninguna entidad con riesgo sistémico necesita ser rescatada

El fondo que ultima el Gobierno contempla la entrada del Estado en el capital de las cajas a través de cuotas participativas

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, afirmó este lunes que ninguna entidad con capacidad de arrastrar a otras necesita ser rescatada en la actualidad, al tiempo que calificó de "inevitable" la reestructuración del sistema financiero a través de integraciones.

"A diferencia de lo ocurrido en otros países, no esperamos que ninguna entidad con carácter sistémico deba ser objeto de recuperación alguna, pero es inevitable la reestructuración del sector", que resultará en un menor número de entidades, dijo la titular de Economía y Hacienda.

Salgado hizo estas declaraciones en la inauguración de un curso sobre la crisis en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Santander (UIMP) y el futuro del sector financiero, acompañada por el presidente de BBVA, Francisco González.

El uso de recursos públicos, la última opción

La ministra avanzó que el fondo de reordenación del sector financiero que ultima el Ejecutivo contempla que la intervención pública y el uso de recursos públicos sólo se producirá cuando sea la última opción, tras los intentos de fusión, de compras de activos y de utilización del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Una vez que estas dos fases se demuestren insuficientes para solucionar el problema, se procederá a una reestructuración en profundidad de la entidad que implicará la remoción de sus gestores actuales, la inyección de recursos públicos y la tutela del Banco de España.

Fortalecimiento de recursos propios

La norma que se está planteando contempla además que el fondo de rescate pueda ejercer una tarea de reforzamiento de recursos propios para entidades financieras que no revisten problemas serios pero que deben asegurar su solvencia y viabilidad futura.

La ministra de Economía y Hacienda dijo que el fondo de reestructuración que ultima el Gobierno prevé que el Estado pueda entrar en el capital de las cajas de ahorros a través de la compra de cuotas participativas con derechos políticos, apoyo que se considerará excepcional y transitorio, y que implicará el compromiso de las entidades a recomprar estos títulos.

La adquisición de estas cuotas participativas daría al Banco de España capacidad para intervenir en la gestión de la entidad financiera en cuestión, indicó Salgado, tras recalcar que todo el proceso será respetuoso con las competencias recogidas en la Ley de Cajas de Ahorros.

Las CCAA no podrán vetar fusiones

No obstante, al término de su intervención, la vicepresidenta puntualizó en los pasillos del Palacio de la Magdalena que cuando el Banco de España determine que la situación es lo suficientemente grave para implicar recursos públicos, se "suspenderá" la ley de cajas.

"La ley que planteamos no cambia la ley de cajas salvo durante el tiempo que se produce la intervención de fondos públicos. No se cambia la ley de cajas, se suspende en el momento en que comienza la intervención", dijo la ministra.

En este escenario, el Banco de España vería reforzadas sus funciones recogidas en la disciplina de intervención, con lo que las autoridades de las comunidades autónomas no podrían oponerse a una fusión interregional de cajas de ahorros dado el caso. "No sería razonable que una comunidad pudiera votar en contra de la intervención del Banco de España", alegó.

No hay ninúna entidad en situación grave

El objetivo es que la norma esté aprobada antes de las vacaciones de verano, "que son en agosto" dijo Salgado. "Es conveniente tener este instrumento lo antes posible, pero no hay ninguna urgencia inmediata", sostuvo.

Salgado reconoció que los problemas podrían darse más fácilmente en las cajas de ahorros que en los bancos porque existe un mayor número de las primeras, si bien precisó que la ley que prepara el Gobierno y que espera aprobar con el consenso en el Parlameno, no hace distinción entre estas entidades.

En este sentido, indicó que 2010 se presenta como un año de dificultades para el sector financiero y que, aunque no hay ninguna entidad en situación grave, "debemos prevenir en el supuesto de que eso ocurra", teniendo en cuenta que el papel del sector financiero es determinante para mantener el flujo del crédito y contribuir a la recuperación económica.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?