Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

James Cameron, contra los estudios de cine

Cree que el alto ritmo de las conversiones a 3D es una decisión equivocada

El director de 'Avatar', James Cameron, ve equivocada la actitud de los estudios de Hollywood de intentar ahorrar costes en la conversión de grandes proyectos de cine de 2D a 3D, pero el ritmo de esas conversiones no muestra señales de aminorar.

Cameron cree que los estudios se están apresurando en aprovechar el apetito del público por los filmes en 3D. Sin embargo, usar computadoras para convertir películas de 2D estándar a 3D, en lugar de filmarlas directamente en 3D, da a la audiencia "una película de aspecto barato y podría hacer más daño que beneficio si las audiencias se desencantan", ha declarado Cameron.

James Cameron no es el único cineasta que cuestiona el esfuerzo precipitado de los estudios por convertir filmes a 3D, en una incipiente batalla que enfrente a importantes directores con los estudios que los emplean. El director de 'Transformers', Michael Bay, también ha cuestionado la decisión.

"El problema es que estas decisiones deberían ser tomadas por cineastas, no por los estudios, porque si depende de los estudios, van a sacrificar calidad por menor coste", ha explicado Cameron en un evento para promocionar el lanzamiento el 22 de abril del DVD de 'Avatar'.

Los estudios están acelerando el proceso ahora que Walt Disney ha logrado que su conversión a 3D de 'Alicia en el país de las maravillas' recaudara más de 570 millones de dólares desde su debut el día 5 de marzo.

El 2 de abril, Warner Bros, una división de Time Warner, estrenará su cinta de acción 'Clash of the Titans', otra conversión de 2D a 3D.

El debate sobre el 3D continúa

Warner Bros planea estrenar todas sus películas más importantes en 3D, según ha indicado Alan Horn, director de operaciones del estudio. Horn, por su parte, ha asegurado que la "conversión a 3D no perjudica" la experiencia del público.

Algunas estimaciones sitúan el coste de una conversión en un mínimo de cinco millones de dólares por película. Filmar en 3D es mucho más caro, según los expertos, pero resulta difícil de determinar, debido a que 'Avatar' es una de las pocas cintas con actores reales filmada en 3D.

Los puristas ven las conversiones como de calidad inferior debido a que pueden dar una apariencia dividida en capas, con algo menos de definición y una percepción de la profundidad discontinua.

Pero tampoco todos los cineastas están convencidos sobre filmar en 3D. El director de 'Alicia', Tim Burton, declaró a los periodistas el mes pasado que "no tenía sentido" filmar su película en 3D porque esto habría agregado un problema más a una producción ya complicada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?