Sociedad
CIENCIA

Una niña de diez años descubre una supernova

La Real Sociedad Astronómica de Canadá ha confirmado el hallazgo. La niña se ha convertido en la persona más joven en hacer un descubrimiento de este tipo

Kathryn Gray, de diez años, se ha convertido en la persona más joven del mundo en descubrir una supernova: el momento en el que estrellas de mayor tamaño que el sol estallan de forma violenta. Es un fenómeno raro; de hecho, la última producida en nuestra galaxia ocurrió hace varios cientos de años, antes de que los telescopios fueran inventados.

Más información

Por lo general, localizar una supernova es algo que requiere mucho tiempo y paciencia, porque el método consiste en comparar imágenes del espacio a lo largo del tiempo, para lograr percibir cambios en las estrellas... pero para Kathryn fue tan sencillo como señalar un punto en la pantalla en la que su padre, un astrónomo aficionado, estaba enfrascado observando galaxias y preguntar "¿Ésta es una?".

No sólo era una supernova, sino que era una de magnitud 17 en la galaxia UGC 3378, a 240 millones de años luz de la Tierra, según ha confirmado la Real Sociedad Astronómica de Canadá.

Lo curioso de la historia es que el padre de Kathryn, Paul Gray, encontró su primera supernova en 1995, cuando tenía 22 años, según relata el 'Vancouver Sun', con lo que en aquel momento también se convirtió en la persona más joven en descubrir una. Paul tenía casi abandonada su afición por la astronomía, pero retomó la investigación amateur porque su hija quería aprender a ver las estrellas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00