Domingo, 29 de Enero de 2023

Otras localidades

FIN DE SEMANA

El joven Dylan y los días de universidad

Editan un concierto inédito de Dylan de antes de convertirse en una estrella

Joan Baez y Bob Dylan durante la marcha por los derechos civiles en agosto de 1963

Joan Baez y Bob Dylan durante la marcha por los derechos civiles en agosto de 1963

Pocos músicos han escrito canciones tan maduras e influyentes siendo adolescentes como Bob Dylan. En abril llegará a las tiendas el último tesoro del músico de Duluth, un directo de 1963.

Hace unos años Ralph Gleason, cofundador de la revista Rolling Stone, encontró entre sus archivos un concierto inédito de Bob Dylan en la Brandeis University en 1963. La grabación recoge la actuación de un Bob Dylan de 21 años en el Brandeis First Annual Folk Festival en Waltham, Massachusetts, el 10 de mayo de 1963, dos semanas antes del lanzamiento de 'The Freewheelin' (27 de mayo de 1963). Se trata de uno de los pocos conciertos de antes de que el músico se convirtiese en una estrella mundial.

En 1961 apareció el primer álbum de Dylan, el homónimo 'Bob Dylan', un debut acertado, con muchas versiones, y algunas de las primeras composiciones del joven cantante como 'Song to Woody' o 'Talkin' New York', aunque la mayor parte de las canciones son versiones o arreglos de Dylan sobre viejas canciones folk.

Durante los dos siguientes años Dylan se convirtió en un asiduo a los clubes de folk de Nueva York. Noches de varios pases, de versiones, y de carretera para sus primeras canciones. Eran los días en los que el joven músico vivía de prestado, dormía durante el día y devoraba discos y discos durante las noches. Así fue preparando las composiciones que formarían parte de su siguiente trabajo. 'The Freewheelin' sería la primera parada del joven cantante hacia estrellato y, aunque en EEUU alcanzaría notoriedad gracias a las versiones de otros músicos, en Inglaterra llegaría a lo más alto de la lista de éxitos.

'The Freewheelin' (producido por John Hammond) adelantaría algunos de los grandes clásicos de su cancionero, temas como 'Masters of War', 'Girl from the North Country', 'Talkin' World War III Blues', 'A Hard Rain's a-Gonna Fall' o 'Blowin' in the Wind'. Algunas de esas canciones aparecen ahora en este nuevo concierto, piezas inéditas que por aquel entonces no habían sido grabadas todavía.

Las ideas de un músico diferente

En este nuevo descubrimiento, Dylan se presenta en la universidad con un cancionero político, con canciones diferentes a las composiciones de la época, con mensajes contundentes como el de 'Masters of War'. "Ustedes han extendido el peor miedo / que jamás pueda ser gritado / miedo a traer hijos a este mundo / por haber amenazado a mi hijo / nonato y sin nombre; no valen la sangre / que corre por vuestras venas", cantaba el joven de 21 años en una canción que hasta 2010 ha cantado en 850 ocasiones. El álbum mantiene la pausa a mitad de concierto, un corte a medias y se pueden oír las voces de los estudiantes entre el público. Se trata de un Dylan sin banda, de guitarra y armónica, con una voz tan rota que hacia pensar que aquel joven no tenía futuro en la música, pero repleto de fuerza, de juventud, de cosas que decir y de un público dispuesto a dejarse iluminar. Eso mismo recordaba Luis Eduardo Aute en una entrevista reciente. "Dylan hacia canciones larguísimas, exhaustivas, surrealistas, pero muy coherentes, canciones con cuatro acordes y con esa voz tan impresentable. Entonces pensé que si ese señor lo podía hacer... yo también", explicaba el español.

Eran los años de la lucha por los derechos civiles, los años de Kennedy, aunque en noviembre de ese mismo año sería asesinado en Dallas, el año de 'Please Please Me', el primer álbum de unos Beatles todavía desconocidos en EEUU. Eran años convulsos, repletos de historia, y Dylan se convirtió en la voz de la nueva generación, de los músicos que se alejaban del pop para contar historias. Historias como la de la balada de Hollis Brown, un granjero de Dakota del Sur que mató a sus cinco hijos y a su esposa por no poder mantenerles. El disco también contiene la primera versión de 'Talkin' John Birch Paranoid Blues', una parodia en primera persona sobre un hombre obsesionado con la amenaza comunista que deja su trabajo y se dedica a investigar posibles comunistas.

En este concierto de siete canciones también hay hueco para temas como 'Bob Dylans Dream', una cariñosa mirada a la camaradería e idealismo de la juventud cuando eres joven, pero también un réquiem a cuando esa amistad se evapora en la distancia. El disco se abre con la versión incompleta de la tierna 'Honey, just allow me one more time' y se cierra con la divertida 'Talking Bear Mountain picnic massacre blues'.

'Master of War', 'Bob Dylan in Concert'

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?