Últimas noticias Hemeroteca

Escocia se olvida de ganar

El XV de la Rosa se impone (16-12) en un partido en el que, como ya sucediera ante Argentina, Escocia mandó pero acabó perdonando

El XV de la Rosa se impone en un partido en el que Escocia mandó pero acabó perdonando /

El tildado como 'grupo de la muerte' no dejó indiferente a nadie e hizo una vez más honor a su nombre. Si alguien se quedó con ganas de más tras lo sucedido en Wellington entre los Pumas y Escocia, el partido de este sábado acabó por no ser apto para cardiacos y cuando todo parecía estar de cara para el XV del Cardo, Chris Ashton en el minuto 78 dio a Inglaterra la victoria con el único ensayo del partido

El Eden Park de Auckland fue el escenario de la debacle escocesa. Los del XV del Cardo caen eliminados de esta Copa del Mundo después de dominar a sus principales rivales de grupo. La imagen del seleccionador escocés, Andy Robinson, en la cabina técnica lo decía todo. No daba crédito a lo que estaba sucediendo en el campo. No podía creer que los suyos, tras ir por delante en el marcador todo el partido y volcar el juego en terreno inglés, otorgasen el balón en los últimos minutos para acabar sucumbiendo en la reedición de la Calcutta Cup.

Los peores fantasmas de lo ocurrido ante Argentina revolotearon la mente de los seguidores escoceses que atónitos vieron como su equipo regalaba el encuentro a falta de dos minutos para la conclusión. Porque si contra los Pumas el ímpetu y la garra de la albiceleste sirvieron de excusa perfecta, contra Inglaterra se torna más complicado encontrar una razón que justifique la derrota. Después de anular por completo a los de Johnson en la primera mitad y adelantarse en el marcador gracias al fantástico pie de Dan Parks de cara a palos (sumando incluso un drop), los intentos de sus tres cuartos para acabar posando en la zona de marca inglesa se fueron al limbo. Simplemente Escocia no supo cerrar el partido y se marcha del torneo con mucho rugby en sus manos.

Por su parte, el XV de la Rosa se topó de bruces con una victoria que no mereció. La mejor versión del Wilkinson apareció en Auckland justo a tiempo para lanzar a los suyos cuando estaban nueve puntos abajo en el electrónico. Sus patadas encontraron palos y un drop en el minuto 57 impidió que los suyos dejaran marchar un partido que siempre tuvieron en contra. En cuartos, Inglaterra se verá las caras con Francia. Dos conjuntos que todavía tienen que hacer méritos a sus galones en esta Rugby World Cup.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?