Últimas noticias Hemeroteca

El sastre del 'caso Gürtel' asegura que Francisco Camps le pidió que cambiara su testimonio

En el juicio de los trajes, José Tomás asegura que recibió varias llamadas del expresident valenciano para que no lo inculpara ante el juez Garzón

El sastre de Camps declara que quien pagaba los trajes era Pablo Crespo / El tribunal en el juicio de los trajes está escuchando la declaración del sastre José Tomás, uno de los testimonios clave en la causa en la que están imputados el expresident de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa por un supuesto delito de cohecho pasivo. / AGENCIA ATLAS

El juicio que intenta dilucidar si Francisco Camps y Ricardo Costa incurrieron en un delito de cohecho pasivo impropio por el llamado caso de los trajes ha continuado este lunes con el testimonio de José Tomás. El ''director de moda'' de la tienda 'Forever Young' ha indicado en su declaración como testigo ante el tribunal que juzga al expresident de la Generalitat Valenciana y al exsecretario general del PP valenciano, que Camps le pidió antes de prestar declaración ante el juez Baltasar Garzón que le "sacara de esta" y le dijo que luego no le iba a "faltar de nada".

Tomás se ha pronunciado de esta manera tras retomar su declaración en la sesión de tarde de este lunes, después de haber sido interrogado esta mañana por la fiscal durante algo más de tres horas. A preguntas de la acusación popular, ha narrado que el 8 de febrero de 2009, domingo, y antes de prestar declaración ante Garzón, el exjefe del Consell le llamó unas seis o siete veces y ambos mantuvieron conversaciones durante media hora o una hora entera. En ellas, ha relatado que Camps se interesaba por si había facturas a su nombre en las tiendas de Milano y de 'Forever Young', y él le comentó que se acordaba "de lo de los cuatro trajes". También -ha agregado- le dijo que alguna vez le había pagado. Luego le comentó: "Por favor, sácame de esta, que cuando pase esto con tu jefe aquí abajo no te va a faltar de nada".

Tras pronunciar esta frase, se han escuchado murmullos entre el público asistente, lo que ha obligado al magistrado presidente del caso, Juan Climent, a advertirles: "Somos todos ya mayorcitos para tener que volver a recordaros que guardemos seriedad y silencio. Son público para ver y oír, no para intervenir ni hablar", les ha indicado. Seguidamente, Tomás ha continuado declarando y ha explicado que al día siguiente, lunes, cuando prestó declaración ante la Policía, también recibió varias llamadas de Camps, pero no se las cogió. "Eran en distintos tiempos y yo las rechazaba", ha aseverado. Después de declarar ha dicho que ya no le volvió a coger el teléfono.

También ha aclarado que él "nunca" dijo que Camps se pagara sus trajes, "ni aquí ni ante Garzón", lo que ha obligado al letrado del PSPV a pedir que se incorporen en esta causa las declaraciones que realizó en el juzgado de Instrucción número 5 de Madrid, y un CD de la grabación en el que explicaba ante el magistrado instructor en Valencia, José Flors, sus contradicciones. El magistrado presidente ha dicho que el testimonio se incorpora a efectos para que el jurado pueda valorar la credibilidad del testigo.

La declaración de la mañana

José Tomás ha asegurado en el juicio que en la tienda Milano de Madrid había una cuenta en la que se cargaban los trajes de los dos acusados, así como de Rafael Betoret, Víctor Campos y Pedro García, que pagaba Pablo Crespo, considerado presunto cabecilla de la trama. Tomás, que se ha reivindicado como "director de moda" ya que, según ha dicho, él no es sastre, ha explicado que conoce a Álvaro Pérez de la tienda Milano, porque compraba allí, y que fue él quien le presentó a Pablo Crespo. "Cuando entró Crespo en la sociedad iban comprando y cada equis meses" la cajera se ponía en contacto con ellos para cobrar. "Elena -la cajera- siempre mandaba un aviso a Crespo con lo que se debía", ha recalcado y ha indicado que éste pagaba en efectivo o con talones.

Inicialmente, ha explicado que en la cuenta solo se cargaban sus compras pero, posteriormente, se añadieron las de otras personas. Así, al principio, ha dicho que el primero que fue a la tienda con Álvaro Pérez fue en 2004 Rafael Betoret -el exjefe de Gabinete de la Conselleria de Turisme- y de quien se acordaba que dejó su tarjeta para que pudieran ir a la feria Fitur. Luego llegó Pedro García, al que le presentaron como director de Canal 9, en ese mismo año, y en ese período no fue nadie más. Posteriormente, ha detallado que en la primavera de 2005 Pérez le preguntó si no le importaba desplazarse a Valencia para tomar medidas "a Costa y Campos". El testigo ha señalado que, por la "agenda" de estas dos personas, tuvo que quedarse en la ciudad dos días. Y ha concretado que, en el caso de Costa, las medidas se las tomó en la sede del PPCV.

En ese momento, ha especificado que Camps no estaba en la cuenta pero "luego, por supuesto, estuvo". De hecho, ha indicado que cuando dejó Milano en septiembre de 2006 pidió a Crespo que se cancelara todo lo que se debía pero le trasladó que no se abonaran cuatro trajes que se había confeccionado mal al exjefe del Consell. Preguntado por cuánto suponían las ventas de estas personas en el conjunto del establecimiento, las ha cifrado en un porcentaje bajo. Era "el 0,3 o el 0,4%", ha indicado, para reconocer que le daba "más trabajo el servir a estos señores" por tener que trasladarse" o, en el caso de Camps, ir en una ocasión al Hotel Ritz a tomarle las medidas. "Era un orgullo personalmente por empatía o ideas", ha justificado.

'El sastre' asegura que "todos sabían que pagaba Pablo Crespo''

Noticias relacionadas

  • El 'sastre' del 'caso Gürtel' asegura que Camps le pidió que cambiara su testimonio
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?