Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

"Nos decían que no había ningún problema pero el barco cada vez se escoraba más"

Uno de los españoles que viajaba en el crucero Costa Concordia ha relatado en 'Hora 14' cómo se vivió a bordo el accidente

El buque crucero 'Costa Concordia', escorado en la costa de la isla de Giglio /

Carlos Peñacova es uno de los 177 españoles que viajaban en el crucero Costa Concordia, que partió esta semana y que tenía prevista su llegada a Barcelona este lunes. Pero el trayecto no ha podido llegar a su fin, porque el buque ha sufrido un accidente, de causas de momento desconocidas, frente a la isla italiana de Giglio. "Dijeron que era un fallo en el sistema eléctrico pero nos pareció raro porque el barco se estaba escorando. Nos decían que no había ningún problema pero el barco cada vez se escoraba más", ha relatado Carlos.

"A las 9:20 sentimos el primer vaivén", ha contado Carlos, que se encontraba en ese momento en el comedor del Costa Concordia. "Se me cayó la comida encima e inmediatamente después se cayeron todos los platos", ha continuado. Los viajeros decidieron salir del restaurante y, junto a su padre, Carlos se dirigió a la cubierta número cuatro, en la que estaban los botes.

"Dijeron que era un fallo en el sistema eléctrico pero nos pareció raro porque el barco se estaba escorando. Nos decían que no había ningún problema pero el barco cada vez se escoraba más", ha narrado. Entonces sonaron los siete pitidos de evacuación del buque, pero "no había ningún control por parte de la tripulación".

Carlos ha explicado que, una vez en el bote, no sabían dónde estaban porque el mar estaba "totalmente negro". "No sabíamos que estábamos cerca de la isla. Nuestra idea era que estábamos en alta mar", ha recordado. También ha asegurado que el mar estaba en calma y que no había viento, aunque hacía mucho frío.

Una evacuación ejemplar

El viajero también ha afirmado que "la gente ha sido muy sensata a la hora de evacuar el barco", aunque ha criticado que la tripulación "ha sido un descontrol y un engaño total".

Según ha explicado, se encuentran en este momento en el aeropuerto donde "están poniendo los papeles en orden" para traerles de vuelta a España.

"Nos decían que no había ningún problema pero el barco cada vez se escoraba más"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?