Lunes, 13 de Julio de 2020

Otras localidades

Cuatro presuntos mafiosos serbios pasan tres días sin comer ni beber porque temen al 'suero de la verdad'

Están detenidos en Valencia porque tienen 20 asesinatos cometidos en Serbia y Holanda

La policía investiga las armas de la mafia serbia / El jefe de la sección de los Tigres de Arkan detenidos en Valencia se refuguiaba en españa desde hacia tres años. Al mas puro estilo paramiliatar Luka Bojovic lideraba una banda de asesinos itinerante. Todas las armas, tres subfusiles , nueve semiautomáticas, pistolas y una escopeta estaban guardadas en mochilas, preparadas para ejecutar encargos, o por si tenían que salir corriendo. La policía cotejará las armas con Interpol para averiguar más crímenes cometidos por la banda mafiosa que desde España dirigia  el tráfico de cocaína y la prostitución. / AGENCIA ATLAS

Los cuatros detenidos forman parte del peligroso grupo paramilitar 'Los tigres de Arkan'. Aparecen en los informes policiales como "altamente peligrosos, escurridizos y con preparación militar". Llevan tres días sin comer ni beber por miedo a que se les proporcione algún tipo de suero o producto que les fuerce a una declaración autoinculpatoria. Lo ha dicho el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, quien después ha dedicado parte de su intervención a dejar claro que los detenidos serbios tienen temores infundados porque la Policía Española no emplea este tipo de métodos.

Escondían su arsenal en dos mochilas para salir "pitando". Dice la policía que son un grupo itinerante que han logrado evadir numerosos controles policiales en varios países de Europa. Tienen 20 asesinatos a sus espaldas entre ellos el del primer ministro serbio Zoran Djindjic. Desde entonces las autoridades serbias, que ya han solicitado su extradición, los buscan por todo el mundo. El grupo extremaba las medidas de seguridad en todo momento. Cambiaban de itinerario todos los días, no usaban coches sino taxis y daban varias vueltas a la manzana antes de entrar en cualquier sitio.

Llevaban cuatro años en España y su centro de operaciones era las Palmas de Gran Canaria y Valencia. Según fuentes policiales cercanas a esta investigación se llega a ellos por sus familias que también están instaladas en nuestro país. La policía serbia pidió ayuda a España hace dos años y la pista que se dio es que Luka Bojovic podría estar en España. Primero se localizó a su mujer y a sus hijos en un pueblo pequeño cercano a Benidorm, pero Bojovic nunca se ha acercado durante estos dos años a ver a su familia. A Bojovic, cabecilla del grupo, se le localizó la semana pasada gracias a su lugarteniente. A Vladimir Mijanovic sin causas pendientes en Serbia, se le localizó en un vuelo entre las Palmas de Gran Canaria y Madrid.

El clan Zemun de la mafia serbia tenía en sus domicilios de Valencia un depósito de armas y más de medio millón de euros. Exactamente el arsenal estaba formado por tres subfusiles de asalto, nueve pistolas semiautomáticas, una escopeta, silenciadores, cargadores y numerosa munición. Los tres subfusiles son de la marca 'Scorpio', un tipo de arma utilizada habitualmente por los sicarios de la mafia serbia para la ejecución de sus acciones. Además tenían 557.000 euros en metálico, documentación falsa, y material informático.

Los detenidos por la Policía Nacional formaban parte del peligroso grupo paramilitar 'Los Tigres de Arkan'. Interpol, la Organización Internacional de Policía Criminal que engloba a 187 países, los tenía fichados entre sus máximos objetivos por sus crímenes en Serbia. La policía les acusa de una veintena de asesinatos entre ellos el asesinato de Zoran Djindjic, el que fue primer ministro liberal serbio abatido en Belgrado en marzo del 2003.

La operación es de la UDEV (la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta) que pertenece a la Comisaría General de la Policía Judicial. Tres miembros del clan Zemun fueron detenidos en un céntrico restaurante de Valencia y el cuarto horas después. Se llaman Luka Bojovic, el que se considera el autor intelectual del crimen del primer ministro serbio y su lugarteniente, Vladimir Milisavljevic, el autor material del asesinato. El tercer detenido es Sinisa Petric, uno de sus sicarios. Según la policía, el cabecilla del grupo es Bojovic. Tiene condenas en su país por delitos de asesinato, tráfico de seres humanos, drogas, armas y delitos de prostitución. Según el Ministerio de Interior a Luka Bojovic se le relaciona con más de una veintena de asesinatos en Serbia, Holanda y España. En concreto aquí en España llevaba dos años siendo investigado por tráfico de drogas y atracos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?