Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Combatir la piratería no es tarea de una red social

Los filtros a las descargas ilegales podrían violar la privacidad

Mapa de conexiones realizado por Facebook /

Las redes sociales no pueden verse obligadas a impedir que los usuarios descarguen canciones de forma ilegal, ya que esto elevaría sus costes y violaría la privacidad, según el Tribunal Europeo de Luxemburgo, que se suma así al debate abierto en todo el mundo sobre el control de Internet.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha fallado sobre un caso en el que estaban implicadas dos compañías belgas: la sociedad de gestión de derechos de autor de obras musicales SABAM y la red social Netlog.

SABAM pidió a un tribunal belga en 2009 que ordenara a Netlog que impidiera que sus usuarios descargaran ilegalmente canciones del catálogo de la sociedad. Los jueces belgas pidieron que se pronunciara el Tribunal de Luxemburgo.

La Justicia europea respalda ahora a Netlog.

"No se puede obligar al explotador de una red social en línea a establecer un sistema de filtrado general respecto a todos sus usuarios para prevenir el uso ilícito de obras musicales y audiovisuales", dice el tribunal en un comunicado.

"Dicho requerimiento judicial implicaría una vulneración sustancial de la libertad de empresa de Netlog, dado que le obligaría a establecer un sistema informático complejo, gravoso, permanente y exclusivamente a sus expensas", continúa el texto.

Los jueces dicen también que obligar a las companías a instalar un filtro para identificar, analizar y procesar la información personal de los usuarios podría violar su intimidad y podría llevar al bloqueo de contenidos legales.

Las obligaciones de los servicios basados en Internet para controlar la piratería en la Red han provocado un acalorado debate recientemente, a medida que las compañías de entretenimiento y de contenidos tratan de imponer controles.

El mes pasado, legisladores estadounidenses trataron de aprobar una ley contra la piratería, pero se echaron atrás después de una intensa presión por parte de compañías de Internet. Las empresas de tecnología argumentaron que ésta infringiría la libertad de expresión, la libertad en Internet, y sería difícil de aplicar.

En Europa, miles de manifestantes protestaron el fin de semana pasado contra el ACTA, un acuerdo internacional contra la piratería que han firmado algunos países europeos. Los manifestantes temen que el ACTA pueda frenar su libertad para descargar películas y música gratis y fomentar los controles sobre Internet.

GAG: Facebook, un vicio

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?