Martes, 17 de Mayo de 2022

Otras localidades

Análisis:

¿Es cara la televisión?

Según Daniel Écija, productor ejecutivo de Globomedia, la producción en España es barata si la comparamos con cualquier otra de nuestro entorno

¿Es cara la televisión?

BEATRIZ MORENO

¿Es cara la tele? ¿Quién lo decide? ¿Es caro Gran Hermano? Ese reality cuya edición entera puede costar de siete a ocho millones de euros teniendo en cuenta que dará de sí 26 galas, que ocupan cuatro largas horas en prime time, con una Mercedes Milá en estado de ¿gracia? Y otros tantos debates y minutos y minutos en magacines varios de la cadena. Pues depende, claro. Primero, del dinero que tengas para gastarte y de lo que quieras conseguir con él. Y es evidente que lo que produce GH en el cortex cerebral debe ser bien distinto a lo que logra Águila Roja | Más noticias en la sección de televisión

Lo primero una buena noticia. Sí, Águila Roja, esa serie que da 30% de share, volverá a la tele pública. ¿Cuándo? Eso no se sabe aún... Y no, no cuesta un millón de euros por capítulo como se han empeñado tantos medios en publicar. El productor ejecutivo de Globomedia, la productora responsable de esta ficción, nos lo ha aclarado en A vivir que son dos días. "El presupuesto es inferior a los 750.000 euros por capítulo" , asegura. Así pues, ¿por qué salen insistentemente cifras mucho más elevadas sobre lo que cuesta cada capítulo? ¿Para escandalizarnos? ¿Para insinuar que la televisión pública está despilfarrando? ¿Para dar temas de conversación en los bares o en Twitter? Ahí dejo estas preguntas para su reflexión. El domingo día 26 de febrero, sin ir más lejos, el diario ABC dedicaba una página entera a RTVE bajo el siguiente titular: "Los pecados capitales de RTVE". Y uno de los apuntes, "Series muy caras", decía: "algunos capítulos de Águila roja llegaron a costar 928.000 euros- el propio Écija lo ha desmentido en la SER-. TVE asume todo el coste pero no obtiene todos los derechos"

Pero vamos al tema. Según Daniel Écija, la nuestra es una televisión barata en cuanto a producción si la comparamos con cualquier otra del entorno. Sin ir más lejos, la italiana invertía en un capítulo de 'Los Serrano', que Globomedia exportó a ese país y que ese país italianizó, casi tres veces más que lo que costaba en España la misma serie. Veamos dos ejemplos contundentes:

Series españolas

Junto a esa frase manida de "es que las series americanas son mucho mejores", este dato: una serie española de 70 minutos puede costar entre 200.000 y 700.000 euros por capítulo, y una americana fácilmente "puede llegar a los dos millones de euros". Pensemos en ello cada vez que adoremos 'The Walking Dead', 'Mad Men' o 'Dowton Abbey' -tres series de las que me declaro enamorada sin ambages-.

Series USA

Una cadena española compra una serie americana. Puede que se gaste hasta entre 50.000 y 100.000 euros por capítulo. Y puede que tenga una suerte inmensa y le salga un House, (¿era necesario que se acabara?), o un CSI. Pero lo normal será que no, que la audiencia sea menor de la que se obtiene con una serie patria, que tiene pases ilimitados, no como la americana, en la que las majors, al venderla, incluyen un número limitado de pases y cobran un extra por los nuevos.

Informativos

Treinta minutos de noticias en una cadena autonómica cuestan entre 5.000 y 10.000 euros. Es curioso porque cada productor tiene su propio criterio y en una televisión nacional puede que valga hasta 10 veces más. Sacar el aparataje televisivo a la calle, hacer un directo, las cámaras, los enlaces, los periodistas... Es caro, sí. Sacarlo a la calle ya vale dinero. Más que la radio, más que la prensa. Es lo que hay. Claro que también se pueden rebajar muchísimo los costes.

Los concursos

Quizá estén enganchados a Pasapalabra. Sepan que esa tranquila y entretenida media hora larga que dura el formato cada día puede costar entre 35.000 y 45.000 euros, aunque no quieren confirmar exactamente lo que cuesta. Siempre se obtienen respuestas tipo: "más o menos", "entre esto o lo otro", "un programa de esas características". Si alguien tiene la clave, que la diga. El resto de espacios, esos que ustedes ven aunque no lo reconozcan abiertamente, para otro día.

NOTA: Una advertencia padres y madres del mundo. Igual desaparece Clan, ese canal infantil de TVE. Y con él Bob esponja. ¿Razones? El famoso recorte, esa bonita palabra que ha de darle la televisión pública a sus presupuestos. Y ahora en lugar de alarmarse, protesten. De momento, ¿toros sí en la televisión pública y Bob Esponja, no?

¿Es muy cara la televisión?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?