Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Subida de tasas para 1,3 millones de universitarios

El ministro Wert planteará este jueves a las comunidades un incremento de las matrículas universitarias para completar el recorte de 3.000 millones de euros en educación

Que las familias paguen más para que las comunidades puedan reducir la financiación universitaria y así contribuir a los objetivos de déficit. Es el objetivo que subyace en la propuesta de subida de tasas universitarias que el ministro Wert planteará esta tarde a los responsables autonómicos en la Conferencia de Política Universitaria. Las comunidades del PSOE temen que los recortes puedan expulsar de la educación superior a miles de alumnos por motivos económicos mientras las autonomías del PP defienden el ajuste para "mantener el estado del bienestar"

Más información

En la actualidad, dependiendo de las carreras y las comunidades, cada alumno universitario paga entre 600 y 1.500 euros al año en concepto de matrícula. Cada curso las tasas suben como mínimo el IPC y sobre ello las comunidades pueden aplicar un incremento adicional de hasta cuatro puntos. Se calcula que las matrículas sólo cubren entre el 15 ó el 20% del coste real de los estudios, un porcentaje que el Ministerio quiere elevar para que las familias paguen más y en consecuencia las comunidades puedan rebajar el dinero que destinan a las universidades. Educación no ha querido precisar el alcance de la subida, pero algunas comunidades temen que pueda tratarse de un incremento muy significativo.

"No se puede castigar a las familias en un momento de crisis"

Comunidades como País Vasco llegan a la cita con una postura radicalmente contraria a un aumento de tasas. En declaraciones a la SER, el viceconsejero de Universidades e Investigación del Gobierno vasco, Pedro Luis Arias, señala que "en una situación como la actual, con los niveles de paro existentes, con el número de familias con hijos universitarios que viven condiciones económicas difíciles, nos parece que no es el momento de elevar el coste de la enseñanza universitaria, generando muchos problemas a muchas familias para afrontar tanto el acceso a la educación superior como el mantenimiento en la misma. Es una medida que, si además no va a acompañada de un incremento de las becas, sino de un endurecimiento como parece de los requisitos para lograr una ayuda al estudio, puede afectar gravemente a la equidad del sistema y la igualdad de oportunidades". El secretario de Universidades del gobierno canario, Carlos Guitián, ha señalado hoy que "un aumento pronunciado de tasas puede obligar a entre 4.000 y 5.000 estudiantes canarios a dejar la universidad", mientras el consejero de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Antonio Ávila, ha añadido que "debe ser el conocimiento el motor del futuro y de la salida de la crisis, pero no el dificultar el acceso de los jóvenes a la formación universitaria, impidiendo así una mano de obra cualificada que pueda contribuir a salir de la crisis".

Cataluña, sin embargo, no ve con malos ojos un incremento de las tasas universitarias, aunque con matices. "Nos parece interesante abrir un debate con respecto al coste que pagan las familias en relación con la inversión pública. Actualmente los alumnos financian con la matrícula el 15% del coste de los estudios, nosotros creemos que podría llegar al 25%, siempre y cuando, eso sí, eso lleve aparejado una mejora en la cobertura de las becas" señala Antoni Castellá, Secretario General de Universidades del gobierno catalán''. Por su parte, el consejero de Educación de Galicia, Jesús Vázquez, ha dicho que estamos en un momento en el que es sensato que pague más la gente que más tiene para garantizar que quien más lo necesita puede acceder a los estudios.

''Subir tasas no mejorará la situación de las universidades y tiene un grave coste social"

La Conferencia de Rectores Universitarios (CRUE) declina opinar sobre una subida de las tasas universitarias hasta no conocer los detalles concretos de la propuesta. A título particular, sin embargo, sí se han pronunciado rectores como el de la Universidad Complutense. Para José Carrillo, un incremento de las tasas mayor supondría un cambio del modelo que hasta ahora permitía a muchos alumnos acceder a la educación superior al margen de sus circunstancias económicas. Además, Carrillo niega que la medida repercuta en una mejora de ingresos para las universidades. "Lo que nos entraría por un lado se compensaría con la reducción de los presupuestos autonómicos, es decir, la universidad se quedaría igual o incluso peor de lo que ya estamos. Además, insiste Carrillo, no es cierto que en España se paguen pocas tasas, estamos en una situación muy similar a la de países de nuestro entorno como Francia, y además, no sólo los estudiantes se "benefician" de ese acceso a la educación superior, sino que eso revierte en toda la sociedad".

Además de la subida de tasas, en la reunión se estudiarán también otras propuestas como el incremento del coste de las segundas y terceras matrículas, penalizando más a los repetidores, la exigencia de un número mínimo de alumnos para garantizar la eficiencia de las titulaciones o la reducción del abandono universitario, que ronda el 30 por ciento del alumnado en los dos primeros cursos de carrera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?