Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

PLENO EN EL PARLAMENT PLENO EN EL PARLAMENT Quim Torra comparece en el Parlament para evaluar la situación en Cataluña

Con el fin de la temporada futbolística, dejamos de ver también el look de los entrenadores

El adiós de Guardiola significa que no solamente se ha ido el míster, sino también sus trajes

Pep Guardiola /

Siempre perfecto, siempre recién planchado, como si la tensión de los partidos o las sillas del banquillo no provocasen ni una sola arruga en los trajes que lleva. La camisa, siempre con el cuello colocado. Parecía que Pep Guardiola era un actor sobre la alfombra roja, sustituida para la ocasión por un mullido césped verde.

Los entrenadores suelen ser los únicos que muestran algo de moda sobre el terreno de juego. La plantilla, obviamente, luce la misma equipación una y otra vez, dándonos solamente algún toque de color cuando les toca ponerse la segunda porque el equipo de enfrente lleva los mismos tonos.

Los espectadores no suelen ir tampoco demasiado arreglados, con bufandas en la cabeza y bocatas envueltos en papel de aluminio, no nos permiten tampoco observar demasiado. Más allá de algún vestido demasiado corto y un tanto desafortunado que encontramos a veces entre las novias y mujeres de los jugadores, e incluso en tribuna, el fútbol es fútbol.

José Mourinho fue un tiempo la otra elegancia. La más clásica, pero también perfecta. Los abrigos de paño que lucía al comienzo de la temporada lo colocaron a la altura de Pep, pero pronto dejamos de verlo así por culpa, cómo no, de los patrocinadores. Adidas decidió que Mourinho vistiera con su ropa, así que del traje al chándal desapareció el único elemento elegante que teníamos durante los partidos en las filas del Real Madrid.

Y como Quique Flores ya hace tiempo que se fue a Dubai, vamos perdiendo poco a poco a personajes que aportan un toque de distinción en cualquier banda. Guardiola nos deja y el año que viene no nos queda (en principio) más que Michel, que fue elegante hasta vestido de corto y ahora como entrenador muestra

unos trajes exquisitos, mientras no tenga que enfundarse también la ropa del equipo.

Confiemos en algún fichaje estrella de cara a la temporada que viene. Pero que esté en el banquillo, y que use traje de chaqueta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?