Jueves, 02 de Julio de 2020

Otras localidades

NACIONAL | ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Rajoy no aclara si pedirá el rescate y supedita todo a cumplir el objetivo de déficit público

El presidente pide tiempo para estudiar las condiciones de un posible rescate, promete no tocar las pensiones y anuncia cambios en algunos impuestos

Mariano Rajoy momentos antes de la entrevista en los estudios Buñuel, posa junto a las periodistas Pilar González, Carmen del Riego, María Casado, Anabel Pérez, Victoria Prego e Ignacio Camacho

Mariano Rajoy momentos antes de la entrevista en los estudios Buñuel, posa junto a las periodistas Pilar González, Carmen del Riego, María Casado, Anabel Pérez, Victoria Prego e Ignacio Camacho / EFE

Mariano Rajoy ha eludido y esquivado la mayoría de las preguntas de los periodistas en su entrevista en TVE, y se ha escudado en defender su obsesión por cumplir con la cifra marcada de déficit supeditando toda política o reforma a este objetivo. El presidente ha prometido que no tocará las pensiones y ha aventurado cambios en el impuesto de plusvalías y verde.

Sobre el caso Bolinaga Rajoy ha dicho que "las leyes no quieren que nadie muera en la cárcel" / TVE

"Si alguna prioridad hay en este momento en España para conseguir crecer y crear empleo es reducir nuestro déficit público. Eso es mucho más importante que eso que llaman rescate". Rajoy ha repetido hasta la saciedad que el mayor compromiso de su Gobierno es cumplir con el objetivo de déficit marcado. El presidente supedita y condiciona todas las políticas y reformas del Ejecutivo a este fin. En la entrevista concedida a TVE y moderada por María Casado, Rajoy no ha aclarado si pedirá un rescate a Europa y ha intentado esquivar toda cuestión relativa a este asunto argumentando que es una decisión que exige prudencia y calma. Además ha insistido en que es preciso esperar a ver las condiciones "que impone el conjunto de los países de la eurozona".

El presidente del Gobierno se ha negado a desvelar cuáles son sus líneas rojas y ha mostrado su recelo a verse sometido a imposiciones por un rescate. "No me gustaría que nos dijeran las políticas en las que hay que reducir o no", ha sentenciado con su coletilla de que "el déficit es el reto más importante". Rajoy también se ha esforzado en aclarar que "nadie se ha dirigido a él para que dé respuesta a nada, la UE no me ha pedido nada", en relación a una ayuda exterior que, sin embargo, ha saludado a través del plan de compra de deuda del BCE. El presidente ha admitido que "efectivamente se ha hecho lo que pidió y esto ha permitido dar un mensaje claro de que el euro va en serio", y se ha felicitado de que el BCE sera ahora un "banco con ventanilla abierta". Sin embargo, se ha apresurado en explicar que "no ha hecho ninguna presión para el BCE comprara deuda" y ha celebrado que la entidad monetaria haya preservado su independencia.

Presupuestos y reformas

Rajoy ha reiterado sin excesiva convicción que "si hay algo que no tocará serán las pensiones". Primero de una manera más tajante y posteriormente relajando el discurso hasta declarar que "no es su intención" modificar la situación de los jubilados. El Ejecutivo presentará en el último Consejo de Ministros de este mes el plan presupuestario para el próximo años, en el que todo su esfuerzo seguirá encaminado a cumplir la cifra de déficit y equiparar "gastos e ingresos". El presidente ha subrayado que "su primera primeridad es que las personas a las que no se puede perjudicar de ninguna manera es a los pensionistas". Ha explicado que ha dado instrucciones al ministro de Hacienda para que ponga todo su esfuerzo en ello.

Además, ha querido dejar claro que no cambiará más el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) ni sobre la renta, pero "que es probable que plantee cambios en el impuesto de plusvalías y el impuesto verde", con una previsión de ingresar más que en este 2012, ha aventurado. Al igual que los ingresos, Rajoy prevé que si se trabaja en este camino, al que demonina "dirección dura e incómoda", fluya el crédito a partir del año que viene. El presidente ha puesto empeño en defender la reforma laboral, a la que considera un "instrumento necesario para resolver problemas", entre ellos ha ejemplificado, las condiciones de muchos ERE. Rajoy es cosciente del desconento popular y de la enmienda que ha hecho a su programa electoral, por eso ha explicado en el momento más relajado de la entrevista que "son decisiones difíciles, que entiende que haya descontento, pero son pasos decisivios para crecer y crear empleo. Estamos en un período transitorio, duro, desagradable, en la que mucha gente no entiende lo que hace el Gobierno, quizás también porque no lo explicamos bien-, pero es lo que necesitamos", ha sentenciado.

Rajoy se ha vanagloriado de la "estabilidad política" que le otorga la mayoría del PP y ha sostenido que sus reformas "no son ocurrencias, son las cosas que cree que en la situación que vive España, necesita". Como ha hecho en otras ocasiones, ha mostrado su intención de anular a lo largo de la legislatura algunas medidas, como la subida del IVA y el IRPF. El presidente opina que no tiene sentido plantear una cuestión de confianza pese al incumplimento de gran parte de las promesas con las que llegó al poder.

Galicia, País Vasco y Cataluña

El presidente ha mostrado una vez más todo su apoyo al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y a las medidas que éste ha tomado y confía en los buenos resultados de su partido en las elecciones de esa comunidad. Los gallegos tienen dos opciones: "Una es el PP y otra, seis o siete partidos". Y no contesta a la pregunta sobre posibles pactos en Galicia. Sobre la ruptura política en el País Vasco, Rajoy asegura que no se arrepiente de haber dado su apoyo al PSOE en su momento porque "era bueno un cambio de gobierno en el País Vasco después de casi 30 años". No se atreve a aventurar quién ganará en las elecciones en aquella región pero remarca que si Bildu se presenta es porque lo ha dicho el Tribunal Consitucional.

Respecto al caso Bolinaga, el presidente dice que hay que acatar las decisiones de la justicia: "Las leyes no quieren que nadie muera en la cárcel". Asegura que en el caso del terrorismo, él "no ha cambiado" desde que era ministro de Interior y afirma que el caso de Bolinaga "no era fácil". Eso sí, recuerda que su partido nunca va a ceder al chantaje de ETA. Sobre la Diada de Cataluña, el presidente pide priorizar: "España tiene 5.600.000 españoles en el paro y 600.000 de ellos son catalanes. Cataluña tiene graves problemas de déficit y de desempleo y en este momento no toca el lío, la disputa y la polémica. Toca la unión y la colaboración. Toca crear empleo. Y lo que menos necesitamos son estas cosas".

Urkullu: "El presidente del Gobierno español tiene que decir la verdad"

Manglano dice que los recortes regionales de 2013 dependerán del Gobierno de Rajoy

Telegrama de Miguel Ángel Aguilar a François Hollande

Mariano Rajoy: "Si hay algo que no tocaré serán las pensiones"

Mariano Rajoy: "La Unión Europea no me ha pedido una respuesta"

Mariano Rajoy: "La prioridad es reducir el déficit público"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?