Viernes, 02 de Diciembre de 2022

Otras localidades

El PP cree que Rajoy no debe dimitir aunque pida el rescate

En el Partido Popular consideran que el presidente del Gobierno no debe renunciar a su cargo ni convocar elecciones anticipadas, tal y como hicieron los primeros ministros de Grecia, Irlanda y Portugal

Mariano Rajoy habla ante los líderes de la UE

Mariano Rajoy habla ante los líderes de la UE / REUTERS/Yves Herman

Algunos cargos conservadores señalan, en privado, que puede que no sea su fin político pero que le deja "tocado". Si se da el paso, desde La Moncloa se defenderá que se hace lo mejor para los intereses de los españoles.

No todo el mundo piensa que pedir el rescate sea sinónimo de fracaso. En el Partido Popular ya comienzan a preparar el terreno para cuando este se solicite, algo que sus dirigentes ya dan por hecho, muy pendientes de la evolución de la prima de riesgo. La mayoría coincide en señalar que si finalmente se formaliza, Mariano Rajoy no tendrá que dimitir ni convocar elecciones generales, tal y como hicieron los líderes europeos que se vieron obligados a dar este paso.

Ese fue el destino del primer ministro irlandés Brian Cowen, el del griego Yorgos Papandreu y el del socialista portugués José Sócrates que renunciaron al cargo y dejaron a sus respectivos países en manos de las urnas.

Rajoy no seguirá el mismo camino. Los suyos lo explican con tres argumento. Desde su partido opinan que no lo ven necesario porque, para empezar, el presidente del Gobierno puede adoptar esta decisión avalado por su mayoría absoluta.

Segundo, cuentan que él jamás abandonaría su puesto porque considera que con ello perjudicaría los intereses de España. "No tendría sentido que convocara unos comicios porque ahora hay una estabilidad política y las elecciones podrían dejarnos en manos de CiU o PNV. Sería un error de primera magnitud", cuentan en Génova.

Y, por último, creen que el PSOE no estaría en condiciones de exigir su renuncia porque el PP podría recordar, por ejemplo, que Andalucía ha pedido un rescate de cerca de 5.000 millones de euros al Estado y no por eso José Antonio Griñán se va por la puerta. "Son varias las Comunidades Autónomas que han acudido al fondo de liquidez. Si sus responsables no se han sentido aludidos, que no se lo pidan a los demás", argumentan desde las filas conservadoras.

Son las principales razones que manejan los que le rodean. Pero eso no quita para que otros miembros del PP expresen, en privado, su preocupación por lo que pueda conllevar la solicitud de ayuda económica al Banco Central Europeo. Están de acuerdo en que no tiene por qué convertirse en el inmediato fin político de Mariano Rajoy pero creen que le dejará "tocado", dado que nadie ha llevado nunca ese estigma en su currículum. "Lo ideal sería no tener que llegar a ese extremo porque sin lugar a dudas es un desprestigio... Pero las empresas, bancos y acreedores presionan", apuntan desde la sede nacional.

Además, no dudan de que la decisión acarreará consecuencias políticas porque se tendrá que ceder una parte de soberanía nacional y los organismos internacionales impondrán un programa de ajustes que puede desgastar por completo al PP y hacer que a su líder, la oposición le cuelgue automáticamente el cartel de "deslegitimado".

Frente a estas voces, hay quien apela a la victoria en Galicia. El PP lleva días vendiendo su resultado como la prueba de que los recortes no pasan factura. "Habrá que adoptar medidas adicionales y tendrán un coste, pero solo con el tiempo se podrá analizar bien. El rescate se juzgará por su resultado", dice un diputado.

A lo que algunos le dan vueltas es si con su petición llegará una crisis de Gobierno y si esta traerá una invitación al PSOE para alcanzar un acuerdo de Estado o se resolverá con un refuerzo del peso político del gabinete ministerial.

Alemania y el miedo a que no sirva de nada

Desde el Gobierno se insiste en que Rajoy aún no tiene tomada ninguna decisión. Y hay que tener en cuenta dos claves. Una de ellas, la desveló él mismo en Roma cuando reconoció que no se lanzaba a pedirlo porque no tenía la seguridad de que se lo aprobaran "por unanimidad".

Dentro de su formación creen que cada vez es más difícil porque el Parlamento alemán puede echarlo para atrás y, a medida que se acerquen las elecciones en Alemania, se complicará aún más el escenario. Para algunos conservadores, la única esperanza para avanzar en la Unión Europea es que pierda Merkel pero hasta septiembre de 2013 no se puede esperar. Así que una de las vías que están sobre la mesa es la del "rescate virtual" que los alemanes, por lo visto, aceptarían y que Rajoy podría ocultar bajo el nuevo eufemismo de "línea de ayuda del BCE".

El otro factor a tener en cuenta es que aunque desde la Moncloa repiten que ni la cantidad ni las condiciones serán iguales a las de Grecia (más de 240.000 millones de euros en dos planes diferentes), Irlanda (85.000) o Portugal (78.000), son muchos los que temen que sus efectos sean los mismos. Es decir, que no resuelva nada y que continúe la recesión, que se multipliquen las protestas sociales, que sigan los ajustes y no haya creación de empleo. "Nosotros actuamos, el BCE responde ¿Y cuánto tiempo nos dura? Esa es la gran pregunta", indica uno de los asesores de Rajoy.

Porque puede que los mercados se relajen pero nadie garantiza que las tensiones desaparezcan para siempre. Además, desde la Moncloa resaltan que los procesos en la Unión Europea son muy lentos y exasperantes. Hace unos días, al hablar sobre la unión bancaria, Rajoy recordaba lo que había tardado en llegar el euro. Basta con fijarse en el rescate financiero: cuyo dinero se pidió en junio y todavía no ha llegado.

Para algunos dirigentes del PP sería todo un éxito aguantar y no tener que reclamarlo en 2012, para que de algún modo no se viera 'manchada' la gestión de Rajoy en su primer año al frente del Gobierno. Pero así siempre podrían decir que no es culpa suya, que es fruto de una situación heredada de José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras que, a medida que avance 2013, esa tesis tendrá menos credibilidad porque las recetas que se examinarán serán las del Partido Popular.

Comunicación

El Ejecutivo lleva meses de negociaciones. No hay día en que no se hable del rescate, ni comparecencia de Rajoy en la que no se le pregunte. En su entorno dan por hecho que si ese día llega el presidente del Gobierno empleará una táctica similar a la de cuando pidió el rescate para la banca: hacer como que no pasa nada grave aunque en el PP reconocen que va a ser "un golpe monumental y una sacudida para la opinión pública".

Rajoy, cuentan a su alrededor, tratará de "aguantar la ola". En el PP saben que es muy típico del presidente del Gobierno actuar así. "Es como funciona él... Por agotamiento... Dejar que pase el tiempo", comenta uno de sus antiguos colaboradores. Por eso hay quien piensa que cuando se produzca la noticia, habrá gente a la que no le sorprenderá. Su impacto se habrá diluido porque llevan meses oyendo hablar de ello y no generará tanta alarma social.

En este sentido, hay quien piensa en el PP que Rajoy ya tiene una estrategia definida. Como con la subida de impuestos, dirá que no quiere adoptar medidas duras pero que no tiene más remedio que adoptarlas. Sostendrá que es "la única alternativa" y que es por el "interés general de todos los ciudadanos". Y tratará de venderlo contando que España así va a tener que pagar menos intereses que ahora por la deuda.

La idea es que la gente entienda que se atraviesa una situación económica dramática y cale el mensaje de que es la solución a los problemas y no al contrario. Pero a varios cargos conservadores les inquieta que no se expliquen bien las cosas porque creen que la comunicación política del Ejecutivo brilla por su ausencia.

Mariano Rajoy: "Es una decisión que no está adoptada, si tengo que tomarla, la tomaré"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?