Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Chuchito Valdés: "Me siento triste por no haber tocado nunca junto a mi padre y mi abuelo"

El pianista cubano despide su gira española este miércoles en Madrid

Chuchito Valdés, durante una de sus actuaciones

Su abuelo es Bebo Valdés y su padre Chucho. Chuchito es la tercera generación de pianistas cubanos, así que no necesita mucha más presentación. "La música estaba en casa. Era como almorzar o desayunar, uno estaba jugando por aquí y por allá y la música estaba en el ambiente", cuenta.

A pesar de su apodo artístico (Chuchito) que le ayuda a diferenciarse de su padre (Chucho, a secas), no es un recién llegado en esto de la música. Nació en La Habana hace 46 años y ha estado nominado varias veces a los Grammy Latinos pero, a diferencia de los ancestros, apenas es conocido en España: "Yo he tocado mucho en los Estados Unidos, en los mejores festivales, pero aquí la gente no sabía de mí y cuando me vieron se quedaron con la boca abierta", explica.

Recuerda que vino a España hace unos diez años como teclado de Irakere - "el grupo del padre mío" - pero ésta es su primera gira como solista en nuestro país y, tras pasar por Valencia, Barcelona, A Coruña y San Sebastián, dice estar muy contento con el resultado. Todavía no ha podido hacer mucho turismo pero, después del concierto de este miércoles en la sala Galileo Galilei de Madrid, pasará dos días en la capital: "Caminaré, me tiraré fotos y comeré croquetas de bacalao. Me encantan".

Normalmente se acompaña de un quintero pero para esta gira española ha optado por un trío de bajo, batería y piano y por dejar sus raíces cubanas a un lado. No puede definir su música pero cree que sus composiciones que "se acercan más al pop o al soul", por eso, en su último disco, The other side of me, no desentona la versión de Imagine de John Lennon. "Le ha gustado muchísimo a todo el mundo, principalmente a las mujeres", afirma entre risas.

Aun así, Chuchito no olvida la música cubana. Ahí empezó todo. "Yo tocaba melodías al piano a los 6 años. Eso estaba en casa, tú sabes. Era como almorzar o desayunar, uno estaba jugando por aquí y por allá y estaba en el ambiente de la casa", recuerda. Lo suyo "fue un proceso natural" tanto para él como para el resto de sus hermanos que también se dedican a la música. Eso sí, no sabe si la tradición familiar seguirá: "Yo no he obligado a mis hijos a que estudien música. Tiene que ser natural. Si quieren estudiar música, que lo hagan".

En 2008 y con 90 años, Bebo Valdés tocó junto a su hijo Chucho en más de diez conciertos por toda España. Chuchito también ha compartido escenario con su padre en varias ocasiones pero nunca han tocado los tres juntos: "Se podía haber hecho hace mucho tiempo pero no sé quién no quiso que se hiciera. Ahora el abuelo mío tiene 94 años, está bastante bien pero hace cuatro años estaba más fuerte, estuvo nominado a los Grammy Latinos, estaba perfecto", cuenta con resignación, como si ya fuera imposible: "Yo me siento triste por eso. Yo se lo dejo a Dios. Dios sabe qué es lo que hace".

Chuchito lleva muchos años fuera de Cuba, vive con su mujer mexicana en Cancún. Desde la lejanía, se muestra esperanzado con su país y por las reformas emprendidas por Raúl Castro, al que considera "más flexible" que su hermano: "Cuba está pasando por un proceso bueno. El pueblo ya puede viajar. Yo creo que las cosas van a mejorar", asegura. "El país tiene muy lindas playas y paisajes, y es bueno que haya cambios e inversionistas que puedan hacer algo bueno en Cuba".

La Ventana: Gemma Nierga entrevista a los músicos Chucho Valdés y Pablo Milanés

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?